Es la conclusión del Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad de Forética que, en su tercera reunión de este año, ha tenido como objetivo analizar cómo la gestión de los riesgos extra financieros contribuye a la preservación de valor de las empresas.
Los shocks ambientales, sociales y de buen gobierno generan pérdidas de hasta el 25% del valor de las compañías

En este sentido, el Director del Clúster, Jaime Silos, ha puesto en valor la magnitud del impacto financiero de no tener en cuenta estos elementos en la toma de decisiones “sólo los 52 shocks, motivados por una mala gestión de aspectos ASG, severos más recientes generaron pérdidas superiores a 600.000 millones de dólares a sus inversores”. “Por ello, invertir en los aspectos ambientales, sociales y de buen gobierno contribuye a incrementar el valor esperado de la inversión y reduce la probabilidad de experimentar shocks. Hace a las empresas más rentables, menos vulnerables ante los riesgos del mercado y más sostenibles a largo plazo”, destaca Silos.

En la tercera reunión del Clúster de este año, el Instituto de Auditores Internos ha presentado la versión española de la guía “Gestión del Riesgo Empresarial. Aplicar la gestión del riesgo empresarial a los riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo”, publicada por el WBCSD (World Business Council for Sustainable Development) y COSO (Committee of Sponsoring Organizations of the Treadway Commission).

La guía se basa en cinco pasos que a su vez se concretan en 20 principios claros y directamente aplicables y adaptables en función de las necesidades y realidad de cada organización o empresa. Los pasos se basan en elementos vinculados a: gobierno y cultura, estrategia y establecimiento de objetivos, desempeño, revisión y monitorización, y comunicación y reporte.  

Como ha destacado Reyes Fuentes, miembro del Consejo de Auditores Internos y Directora de Auditoría Interna y Riesgos Globales en Indra, “esta guía permite poner en conexión a los profesionales de riesgos y los de sostenibilidad, dos departamentos cuya comunicación y colaboración es imprescindible a día de hoy para garantizar la resiliencia de la empresa. La gestión de los riesgos implica no solo minimizar los efectos negativos de los aspectos ASG sino también aprovechar los positivos, es decir, las oportunidades que se derivan de ellos”.

Por otro lado, como parte importante de sus resultados este año, Clúster de Transparencia, Buen Gobierno e Integridad presentó el pasado mes de julio el informe “Más Activos, Más Sostenibles. Entrando en la era del activismo ESG” en la sede de IE Business School en Madrid.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top