La Red Española de Pacto Mundial ha publicado la guía “ODS Año 4, Liderazgo empresarial en la Agenda 2030: de la teoría a la acción” en la que se recopila más de 160 compromisos cuantificables de 84 empresas españolas, demostrando cómo contribuyen a alcanzar las metas marcadas por la Agenda 2030. Los objetivos que registran un mayor número de compromisos lo encabeza el ODS 13 Acción por el Clima, al que le sigue el ODS 7 Energía asequible y no contaminante junto con el ODS 12 Producción y Consumo responsables.
En 2016, un 49% de las empresas del IBEX 35 mencionaban en sus memorias de sostenibilidad la integración de los ODS, actualmente se sitúa en el 86%

Hace cuatro años de la entrada en vigor de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, un marco de referencia de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad hasta 2030 y para la Red Española del Pacto Mundial, el liderazgo empresarial es clave para impulsar los cambios necesarios para hacerlos realidad.

Esta última idea se plasma en la nueva guía que ha editado la institución bajo el título "ODS Año 4, Liderazgo empresarial en la Agenda 2030: de la teoría a la acción" para conmemorar el cuarto aniversario de la aprobación de los 17 objetivos. Esta publicación se presentó en un acto celebrado en el Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Madrid, donde los representantes de la Red Española del Pacto Mundial fueron acompañados por Cristina Gallach, Alta Comisionada para la Agenda 2030, y Antonio Garamendi, Presidente de la CEOE.

Según Cristina Sánchez, directora ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial: “Es momento de acelerar e incrementar la acción empresarial para lograr un impacto realmente revolucionario. Se necesitan líderes empresariales convencidos, que desde la alta dirección expandan el mensaje de los ODS dentro y fuera de la organización y empresas líderes, dispuestas a fijar compromisos ambiciosos que activen una auténtica transformación”.

La guía demanda integrar la sostenibilidad en la cultura de la organización, además de que las empresas establezcan compromisos públicos, cuantificables y con límite de tiempo. En ella, 84 compañías nacionales han puesto de manifiesto su contribución a los ODS al publicar, entre todas ellas, un total de 162 compromisos cuantificables y con límites de tiempo. Con más detalle, el ranking especifíca los objetivos que registran un mayor número de compromisos, siendo el primero el ODS 13 Acción por el clima, al que le sigue el ODS 7 Energía asequible y no contaminante junto con el ODS 12 Producción y Consumo responsables. 

En este contexto, en España se ha avanzado notablemente en estos cuatro años, tal y como detalla la guía, mientras que en el 2016 el porcentaje de las empresas del IBEX 35 que mencionaban en sus memorias de sostenibilidad la integración de los ODS en sus estrategias empresariales era del 49%, actualmente se sitúa en el 86%. Este compromiso se ha generalizado entre las grandes entidades al afirmarse en el texto que actualmente el 80% de las empresas del índice bursátil identifican ODS prioritarios para su negocio, frente al 20% que lo hacían tras su primer aniversario. Una evolución que se deja sentir en el significativo incremento de empresas que especifican cómo contribuyen a la consecución de los ODS, en 2016 tan solo lo detallaban el 6% y en el 2019 lo hacen el 66%.

La contribución a los ODS de las empresas que conforman la Red Española del Pacto Mundial es cada vez mayor, actualmente el 68% de ellas reportan las oportunidades y responsabilidades que los ODS representan para su negocio y el 66% reportan cómo están integrándolos en el modelo de negocio. La guía señala cuatro áreas de gran potencial para el crecimiento sostenible de la economía: la igualdad de género, la economía circular, la lucha contra el cambio climático y la mitigación de la corrupción. 

El presidente de esta Red, Ángel Pes, asegura que: “Los avances son muy significativos, los ODS han calado entre las grandes empresas y éstas los están incorporado a todos los niveles”, además ha puesto el foco en la necesidad de extender esta actuación entre las pequeñas y medianas empresas, “sin ser del todo conscientes, las pymes ya están llevando a cabo diferentes acciones que contribuyen al desarrollo sostenible. En este sentido, el gran reto al que nos enfrentamos es ser capaces de establecer indicadores que nos permitan medir su alcance y, de este modo, tomar conciencia del progreso de su labor en cuanto a la consecución de los metas de la Agenda 2030”. 

Con el objetivo de incentivar una notable evolución en esta cuestión, el documento recoge entrevistas y declaraciones de algunos de los CEOs y presidentes corporativos más relevantes a nivel nacional, unos testimonios que marcan la tendencia a seguir al conjunto de entidades lo que parece indicar que 2019 es un nuevo punto de salida para activar de forma definitiva el paso de la teoría a la acción.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top