Laurence Tubiana fue embajadora de Francia en la COP21 y una de las principales artífices del acuerdo de la Cumbre del Clima alcanzado en París y actual directora general de la Fundación Europea por el Clima. La posición de sus manos habla por sí sola: contra el cambio climático siempre se puede hacer más
Apuntes para España de parte de una de las personas clave del Acuerdo de París

Para acelerar la transformación del mercado energético global y ayudar a la transición hacia una economía baja en carbono, tanto administraciones como el sector privado deben demandar energías renovables e impulsar la eficiencia energética. El objetivo de mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 °C solo se conseguirá con la convicción de las empresas. Éstas piden predictibilidad y seguridad jurídica pero se encuentran con muchos Gobiernos que no hacen planes a largo plazo, que siguen desincentivando a las energías renovables o que dificultan el autoconsumo.

Bajo este contexto, la diplomática francesa ha estado en España participando en la jornada “Empresas y sostenibilidad energética” organizada por la Fundación Renovables. Un encuentro en el que diversas compañías españolas de diferentes ámbitos han explicado su hoja de ruta en este camino hacia la transición energética y lucha contra el cambio climático.

Laurence Tubiana es directa, su tono no cambia al reunirse en privado con los periodistas, y deja claro que sin planificación las respuestas ante el reto del cambio climático son más débiles. Su visita ha dejado los siguientes apuntes:

    - No basta sólo con la firma. Implementar el Acuerdo de París supone acelerar las acciones de la descarbonización. España, como el resto de países, tiene que aumentar sus ambiciones para descarbonizar la economía en 2050. No es suficiente con lo que se acordó en el texto de 2015, cada país tiene que estudiar cómo incrementar sus acciones

    - El Acuerdo de París marca de manera clara y ambiciosa lo que nos dice la ciencia pero se requiere la movilización de toda la sociedad. Gobiernos, ciudades, compañías y toda la sociedad civil deben trabajar conjuntamente. El Acuerdo de Paris supone una oportunidad de innovación, desarrollo y generación de riqueza. La empresa que apueste por la descarbonización saldrá ganando

    -  Acciona o Iberdrola son referentes mundiales en la lucha contra la descarbonización, suponen un gran valor para el país y deben intentar trasladar su mensaje a todo su ámbito de influencia. Se necesitan más compañías concienciadas, y las que ya lo están deben ser más ambiciosas

    -  Es probable que EEUU salga del Acuerdo de París, hay que trabajar con esta hipótesis, y Europa, igual que España, tiene que aprovechar el momento para liderar o subirse más al carro. La reacción espontánea de todos los países a la victoria de Trump fue de que pase lo que pase se sigue con la agenda. Una determinación que incluso ha ido a más, como se vio con la declaración del presidente chino en Davos

    - España no puede estar apartada de la discusión global y europea sobre la descarbonización. Muchos países fueron conservadores y prudentes a la hora de dibujar sus objetivos, ahora es el momento de revisar las contribuciones. Eso sí, para abandonar el carbón también se necesitan eficientes políticas sociales

@ignaciocayetan 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

Alcampo - Madrid

Ernst & Young - Madrid

Empresa del sector alimentación - Madrid

Nestlé - Barcelona

Top