A los pocos días de comenzar el año los altos ejecutivos del Reino Unido ya han sobrepasado los ingresos equivalentes al sueldo anual total de un empleado medio. En inglés se conoce este hecho como el el "miércoles del gato gordo". El 4 de Enero los jefazos de las principales compañías británicas ya habían conseguido ingresos equivalentes al sueldo anual total de un empleado promedio. Tal y como explica la BBC, en inglés lo llaman el fat cat Wednesday y sirve para poner de manifiesto el gran problema de desiguladad que también hay en el Reino Unido
Los "superjefes" británicos ya han ganado más que sus trabajadores en todo el 2017

Popularmente se conoce como el "miércoles del gato gordo", una analogía animal que describe a aquellos que están a cargo de una gran empresa y tienen el poder de aumentarse su propio salario, según la definición del diccionario de Cambridge.

Es el think tank High Pay Centre, independiente y no partidario, creado para monitorear la distribución del ingreso en Reino Unido, quién alerta de esta situación que sucede cada 4 de enero cuando estos altos ejecutivos ya habrán percibido, calculando jornadas de 12 horas, los US$34.572 (£28.200) del actual salario británico medio. Las matemáticas indican quela relación entre la paga que recibe un director ejecutivo de una empresa FTSE-100 y la de un empleado es de 129 a 1, según datos salariales de 2015.

Dicho laboratorio de ideas indica que el salario de los más altos ejecutivos, sobre todo de las compañías FTSE-100,  se ha incrementado hasta rozar una media de casi US$5 millones (£4 millones) al año. En 2010, ese promedio era de US$4,1 millones (£3,4 millones): una mejora del ingreso anual de casi 18%. Según denuncian distintas organizaciones, no se trata sólo de un problema de las compañías FTSE-100: tiene su fundamento en los llamados "pagos basados en desempeño" o bonos adicionales que se entregan a los gerentes cuando supuestamente las compañías consiguen buenos resultados bajo su mando.

La campaña del "miércoles del gato gordo" busca regular que las corporaciones hagan públicas esas comparativas, para dejar en evidencia que no se ha progresado en achicar la grieta salarial entre directivos y trabajadores, explica la BBC.

 

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top