Es lo que denuncia el portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo, Florent Marcellesi, que afea a la Comisión Europea por no cumplir sus promesas y compromisos para luchar contra el cambio climático.
"La Comisión Europea actúa como si la cumbre de París no hubiera tenido lugar"

La Comisión Europea presentó el pasado miércoles en Bruselas un conjunto de medidas destinadas a acelerar la transición hacia tecnologías de baja emisión de carbono en todos los sectores de la economía europea. El objetivo es mantener la competitividad de la UE a medida que el modelo socioeconómico global vaya evolucionando hacia esa economía moderna e hipocarbónica promovida por el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, señalan desde la institución.

Según EQUO, los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero para 2030 están muy por debajo de los niveles necesarios para que la Unión Europea pueda alcanzar sus objetivos de mantener las temperaturas mundiales por debajo de 1.5 grados. "En vez de garantizar anualmente que los objetivos se estén alcanzando, la Comisión solo propone una verificación cada 5 años. Ante la urgencia climática, ya no nos vale plazos tan laxos", indica Florent Marcellesi.

Las propuestas anunciadas esta semana presentan los objetivos anuales vinculantes de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que los Estados miembros han de cumplir en el período 2021-2030 para contribuir a la acción por el clima de la UE en los sectores del transporte, la construcción, la agricultura, los residuos, el uso de la tierra y la silvicultura, afirma un comunicado de la Comisión. El nuevo marco se basa en los principios de equidad, solidaridad, rentabilidad e integridad del medio ambiente. Todos los Estados miembros se ven afectados por esta iniciativa por cuanto les corresponderá a ellos decidir cómo aplicar las medidas propuestas para cumplir el objetivo acordado para 2030. La Comisión también presentó una estrategia sobre  movilidad con bajas emisiones de carbono, fijando el rumbo para el desarrollo de medidas aplicables en toda la UE en relación con los vehículos con emisiones bajas o nulas y los combustibles alternativos de bajas emisiones .

La Comisión establece reglas que no permiten una reducción eficiente y real en los países donde se producen las emisiones, destaca el portavoz europeo de EQUO. "Por ejemplo, propone que los Estados miembros contabilicen como reducción las emisiones de gases de efecto invernadero almacenados por los suelos y los bosques. Y, de forma escandalosa, permite a los Estados que utilicen las cuotas sobrantes del sistema de comercio de emisiones (ETS) en caso de reducción insuficientes de sus emisiones, en vez de suprimir estos permisos y exigir a los Estados políticas reales de reducción".

Una visión muy distinta es la que ha mostrado el Comisario de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete que indicó: "La UE tiene un ambicioso objetivo de reducción de las emisiones y estoy convencido de que podemos alcanzarlo mediante el esfuerzo conjunto de todos los Estados miembros. Los objetivos nacionales vinculantes que proponemos son justos, flexibles y realistas".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top