El cambio climático es una amenaza existencial y, pese a las acciones de mitigación que ya se están llevando a cabo y deben seguir aumentando, deberemos adaptarnos de manera local y global a sus consecuencias, apunta Gerald C. Nelson
El cambio climático hace más compleja la seguridad alimentaria y la agricultura sostenible

El profesor emérito de la Universidad de Illinois y experto internacional sobre las consecuencias del cambio climático en la seguridad alimentaria mundial partició junto con otros expertos en el 3er Foro de Creación de Valor Compartido, que ha tratado sobre El impacto del cambio climático en el sector alimentario, organizado por Nestlé. En su ponencia sobre La respuesta global frente al cambio climático, Gerald C. Nelson insistió en señalar que actualmente el cambio climático ya ha afectado a la agricultura y al sector alimentario obligando a las producciones de arroz chino y de café a desplazarse y amenazando la producción de pasta por la sensibilidad del trigo duro.

 El objetivo del encuentro era conocer, de la mano de expertos y referentes en la materia, las principales implicaciones del cambio climático para el sector alimentario a nivel global y nacional.

José Luis Bonet, presidente de Fira de Barcelona, abrió la sesión en la que participaron más de 200 representantes de la industria alimentaria y de la distribución. En el encuentro, asistieron además de Gerald C. Nelson; José López, exvicepresidente ejecutivo de Operaciones del grupo Nestlé; Celsa Peiteado, coordinadora de Política Agraria y Desarrollo Rural en WWF España; y João Carvalho, director de soluciones y desarrollo de negocio de SAP España.

Tras la intervención de los expertos, tuvo lugar una mesa redonda, moderada por Manuel Campo Vidal, periodista y director del Instituto de Comunicación Empresarial, para compartir y debatir sobre las acciones y soluciones colaborativas dirigidas a adaptarse a la nueva realidad, como el nuevo modelo de agricultura sostenible y el rol de las nuevas tecnologías en la agricultura. Laurent Dereux, director general de Nestlé España, fue el encargado de clausurar el acto.

La actual demanda de proteína animal muestra que los sistemas de ganadería y acuacultura son insostenibles

En su ponencia El rol de la industria alimentaria en el abastecimiento sostenible de materias primas, José López expuso la relación entre cambio climático y nutrición, salud y bienestar. López afirmó que los nutrientes de los alimentos disminuyen con el cultivo intensivo y que, junto con unos sistemas de ganadería y acuacultura difícilmente sostenibles, indican que es necesario reequilibrar la situación.

Los alimentos importados por España recorren de media casi 4.000 kilómetros hasta llegar al consumidor

Por su parte, Celsa Peiteado, habló de la necesidad de ir «hacia un nuevo modelo de agricultura sostenible en España». Peiteado apuntó los efectos de la globalización, culpable de que los alimentos importados por España, muchos de los cuales también se producen en nuestro país, recorren de media casi 4.000 kilómetros hasta llegar al consumidor, generando 4.212 millones de toneladas de CO2. Además, remarcó que la agricultura intensiva ha llevado a que el 50% del territorio español esté en riesgo de desertificación, mientras que dos tercios del agua dulce se destinan a regadío.

La agricultura digital y del Big Data harán que el sector mejore su capacidad productiva

João Carvalho abordó el Big Data y la agricultura digital, aportando datos clave de cómo la tecnología puede influir en el cambio del sector agrícola para conseguir mejorar su capacidad productiva. Carvalho sostiene que la agricultura digital y del Big Data son factores clave en la cadena de suministro que cambiarán el mundo agrícola haciéndolo más predecible, tanto en calidad como en cantidad, y generarán un aumento de la capacidad productiva. En su opinión, estamos en una fase muy temprana en relación al rol que desempeñará la agricultura digital en lo que se refiere al impacto del cambio climático debido a la complejidad del sector.

Clausuró el acto Laurent Dereux,  director general de Nestlé España, quien destacó que «aunque el cambio climático tiene implicaciones en muchos sectores, es precisamente en la industria alimentaria donde el impacto incide directamente en una de las necesidades básicas de las sociedad: tener alimentos para todos, con la calidad y la seguridad necesarias. Alimentación, nutrición y sostenibilidad no habían estado nunca tan conectados entre sí como lo están ahora.  Por eso, en Nestlé queremos reafirmar nuestro compromiso con la sostenibilidad, con la sociedad y con las futuras generaciones de consumidores, pero no podemos hacerlo solos, porque éste es un compromiso compartido con nuestros clientes, con nuestros proveedores y con nuestros empleados».

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top