Publicado el

La cadena de proveedores de los coches eléctricos conlleva riesgos sociales y medioambientales que deben ser tenidos en cuenta por parte de las empresas que están desarrollando estos proyectos según denuncia la ONG holandesa SOMO.

Diario Responsable/ Servimedia. De acuerdo con un reciente informe publicado por esta entidad, y que se puede consultar al final del post, la especulación que esta teniendo lugar con el litio, uno de los mineralebásicos para la producción de las baterías, está creando graves tensiones sociales en países como Bolivia.

Además, también denuncia la violación de los derechos laborales de los trabajadores en las fábricas donde se producen los productos en China, por lo que estos temas deberían ser tenidos en cuenta por las empresas y los gobiernos a la hora de valorar los costes y beneficios del coche eléctrico.

Según Tim Steinweg, investigador de la ONG, “la cadena de proveedores de muchos de los productos de consumo causan un grave daño a las personas y al medioambiente a lo largo y ancho del mundo, y este tipo de vehículos no es la excepción”.

Éste es el caso de Bolivia, donde los esfuerzos para desarrollar una minería en torno al litio y a la producción de las baterías está causando tensiones tanto a nivel local como internacional, enturbiando las relaciones con países vecinos como, por ejemplo, Chile.

 

The Electric Car Battery

En este artículo se habla de:
NoticiasEmpresasInformes

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies