greenwashing

La consultora española LLYC ha publicado recientemente un nuevo informe titulado “10 retos de la ESG en un mundo convulso. Hoja de ruta para empresas que apuestan por un compromiso real”. El estudio analiza cómo se encuentra la conversación social en redes en torno a los criterios ESG (medioambientales, sociales y de buen gobierno). Una vez detectadas las preocupaciones, propone una serie de pautas y expone los desafíos a los que se enfrentan las empresas para atender esas demandas. Se trata de satisfacer estas necesidades halladas en la charla, para no hacer greenwashing sino realmente formar parte del compromiso real con la ESG.
Ver noticia
Ver noticia
Al aproximarnos a muchos relatos que promueven las tendencias de la sostenibilidad empresarial se pueden hallar un gran número de relatos cuya base conceptual está más en el terreno de la idealización que en el de las evidencias consistentes. No caben dudas, que cualquier aspiración a un mundo mejor requiere de sueños y visiones que nos inspiren a superarnos, pero debemos también poner en consideración el riesgo siempre real de que dicha búsqueda se esté desarrollando a partir de supuestos irreales. Y es muy probable que en este punto sea donde uno podría discernir entre la sostenibilidad periférica y el greenwashing, y la sostenibilidad como una verdadera filosofía de hacer negocios.
Ver noticia
La era PostCovid sin duda ha marcado una gran diferencia en la comunicación. Una compañera me indicaba un día, “¿no os habéis dado cuenta de que desde el pasado 1 de enero la publicidad ha cambiado? Ya no venden por vender, ahora hablamos de sostenibilidad” Las empresas e instituciones, sin lugar a duda, son las encargadas de marcar la diferencia, y por ello serán las encargadas de utilizar la comunicación como arma de poder. Un poder al que han de dedicar esfuerzos para conseguir ganar la confianza de su público. Ahora bien, ¿es esto lo que realmente busca el consumidor actual? ¿Es así como ha de ser un departamento de comunicación? ¿Qué es lo que ha cambiado?
Ver noticia
El director ejecutivo de la gestora de activos más grande del mundo, BlackRock Inc, participó el pasado martes 2 de octubre, en un panel de la Cumbre Horizonte Verde en Londres y advirtió que los movimientos de activos de hidrocarburos a manos privadas no cambian el mundo neto cero.
Ver noticia
Si bien es cierto que la sostenibilidad y la preocupación por el cuidado del medioambiente han crecido en la escena pública de manera considerable, no hay que perder de vista que también hay mecanismos engañosos que aparentan ser algo que no son. A estas estrategias de marketing, publicidad y etiquetas verdes que no son del todo reales se las denomina “Greenwashing” y es importante conocerlas para evitarlas.
Ver noticia
Las inversiones éticas nunca han estado tan de moda. Los activos gestionados en todas las estrategias de inversión regidas por principios medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG) crecieron más el año pasado que en la década anterior. Aunque muchos de ustedes estarán familiarizados con el mercado de bonos verdes, de un billón de dólares, la emisión de otros títulos de deuda diseñados en torno a consideraciones ESG ha ido ganando terreno.Por ejemplo, las nuevas emisiones de bonos sociales ascendieron a 165.000 millones de dólares en 2020, frente a los 18.000 millones de dólares de 2019. La emisión de bonos de sostenibilidad alcanzó los 75.000 millones de dólares en 2020, frente a los 43.000 millones del año anterior. Las ventas de ambos instrumentos van camino de duplicarse este año, según datos de Bloomberg.
Ver noticia
Muchas personas han oído hablar del greenwashing. Sin embargo, las definiciones y las prácticas relacionadas con este término siguen siendo poco claras. Por eso, hemos decidido analizar este fenómeno y nos planteamos cuál es su repercusión para los inversores. En pocas palabras, el greenwashing es la acción mediante la cual una empresa exagera deliberadamente sus credenciales ecológicas. Y, por desgracia, se trata de algo habitual en el panorama empresarial actual. Quizás sea comprensible, ya que la sostenibilidad se ha convertido en un gran negocio, y las compañías están sometidas a una presión creciente para comunicar su historial medioambiental a un público cada vez más exigente.
Ver noticia
No sé qué haremos este mes de agosto, pero sí sé que no será como los anteriores. Así que, antes de entrar en no se sabe si vacaciones, confinamiento o una mezcla extraña de ambos, te dejo aquí mi reflexión veraniega, extraña como las vacaciones que se aproximan.
Ver noticia
Las comisiones de Medio Ambiente y de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo firmaron el acuerdo político para poner en marcha los primeros criterios europeos para identificar qué inversiones pueden ser consideradas como ‘verdes’ y para combatir el llamado ‘greenwashing’ o blanqueo ecológico.
Ver noticia
Érase una vez un cerdo y una gallina que hablaban tras la barra de un bar hasta que la gallina le miró fijamente y educadamente le preguntó:
Ver noticia

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top