Los ODS: buscando un impacto social positivo donde más importa

En otras oportunidades he analizado la inversión alineada con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Estos tienen como propósito ofrecer una rentabilidad atractiva y un impacto social positivo donde más importa. Este tipo de inversión es especialmente adecuada para las economías asiáticas y de los mercados emergentes, que tienen un fuerte potencial de crecimiento y en los que el capital puede tener el mayor impacto positivo.

Los ODS, que fueron lanzados en 2015, son un conjunto de prioridades mundiales que buscan lograr un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible. Se centran en la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, la degradación del medio ambiente, la injusticia social, etc. Es decir, hay mucho que abordar.

Por ejemplo, el agua y el saneamiento. Los recursos hídricos per cápita están disminuyendo y, según la ONU, el 80-90% de las aguas residuales se vierten sin tratamiento en los países en desarrollo[1] . El Banco Mundial calcula que el 31% de la población adulta mundial no tiene acceso a los servicios financieros dentro del sistema financiero tradicional[2].

Mientras tanto, las necesidades de bienes inmuebles e infraestructuras sostenibles son diversas y sustanciales. El Banco Asiático de Desarrollo prevé que se necesitarán 26 billones de dólares entre 2016 y 2030 en sus países miembros en desarrollo para solucionar las carencias, especialmente en materia de energía y transporte[3].

La prestación de servicios sanitarios y sociales adecuados es tan vital como siempre. El gasto de bolsillo como proporción del gasto total en salud sigue siendo elevado en muchos países. En 2018, por ejemplo, el nivel era del 63% en la India, y del 76% en Camboya y Myanmar[4].

¿Por qué los inversores deberían considerar las estrategias de los ODS en Asia y los mercados emergentes?

Según la mayoría de las estimaciones, el coste de la consecución de los ODS oscila entre 5 y 7 billones de dólares al año. Teniendo en cuenta el precio, esto solo puede lograrse mediante la colaboración entre los responsables políticos, los reguladores, el mundo académico, los filántropos y el mundo empresarial.

Los gestores de activos mundiales, con más de 100 billones de dólares en activos gestionados, deberían desempeñar un papel fundamental en este esfuerzo[5].

De hecho, los ODS son extremadamente importantes para estas regiones. Muchas de ellas tienen economías de rápido crecimiento, pero aún se enfrentan a los efectos negativos de la falta de inversión en áreas importantes. Sin embargo, estas regiones albergan algunas de las empresas más innovadoras que pueden ayudar a resolver diversos problemas. Los gestores de activos pueden ser una parte importante de la cadena de capital que apoya la asignación de recursos a los países y sectores que más los necesitan, y donde las rentabilidades relativas potenciales son altas.

Creemos que este crecimiento estructural y el potencial de rentabilidad que sustenta la inversión socialmente beneficiosa es otra razón de peso para invertir en estrategias de ODS en Asia y en los mercados emergentes. Los giros sociales causados por la pandemia del Covid-19 han servido para poner de manifiesto las oportunidades. Durante la crisis, los gobiernos prestaron un apoyo sin precedentes a las economías, las empresas y los trabajadores. A cambio, los responsables políticos esperan cada vez más que las empresas hagan algo más que obtener beneficios para sus fundadores y accionistas, por lo que se espera cada vez más que estas ofrezcan una rentabilidad social. Esto significa que los inversores deben considerar cómo el modelo de negocio de una empresa se alinea con las necesidades de una gama más amplia de accionistas. Creemos que las recompensas potenciales por hacerlo son grandes.

¿Cómo se ve esto en la práctica?

Medikaloka Hermina es la segunda cadena más grande de hospitales privados de Indonesia. Está satisfaciendo la creciente demanda de servicios en el marco del nuevo Plan de Seguro Médico Obligatorio (JKN) de Indonesia. La empresa ha demostrado su capacidad para gestionar la prestación de servicios relacionados con el JKN. Tanto es así que, en nuestra opinión, ha sido una parte crucial para lograr el objetivo de la sanidad universal del gobierno.

También está el Bank Tabungan Pensiunan Nasion, el duodécimo banco de la sharia de Indonesia. Su actividad principal, entre otros servicios financieros, es servir y empoderar a las mujeres desfavorecidas. Sus clientes objetivo, unos 45 millones, son personas con un gasto diario inferior a 2 dólares, de los cuales 23 millones son mujeres. Por ello, la empresa tiene un fuerte valor de marca entre los consumidores indonesios. En el ámbito de las finanzas, la empresa keniana de servicios móviles y financieros Safaricom trata de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos a través de su servicio de transferencia de dinero sin efectivo M-PESA.

En China, empresas de investigación médica como Tigermed Consulting y Zai Lab ofrecen un mejor acceso a los medicamentos. Mientras tanto, el fabricante de equipos médicos Minday está invirtiendo en tecnología médica de alta calidad y bajo coste que busca reducir el coste de un diagnóstico rápido y eficaz. Para nosotros, estas empresas están aportando claros beneficios a los ciudadanos de a pie, y son vitales para impulsar y sostener un sistema sanitario moderno en China.

Estas son solo algunas de las empresas alineadas con los ODS que muestran cómo un crecimiento más inclusivo y la rentabilidad social pueden ser cada vez más una vía para generar potencialmente una rentabilidad atractiva.

Conclusión

Creemos que el apoyo a los ODS crea oportunidades tangibles para que las empresas hagan una contribución positiva a la sociedad y al medio ambiente. Pueden hacerlo al mismo tiempo que mejoran el valor financiero a largo plazo de sus negocios. Los gestores de activos que tienen la capacidad de investigación para identificar estas oportunidades con antelación pueden, potencialmente, capitalizar el rendimiento superior a largo plazo de dichas empresas, en beneficio último de los clientes y de la sociedad en su conjunto.

 

[1] Agua residual: https://sustainabledevelopment.un.org/topics/water/unsgab/wastewater

[2] Banco Mundial: https://www.worldbank.org/en/news/press-release/2018/04/19/financial-inclusion-on-the-rise-but-gaps-remain-global-findex-database-shows

[3] Banco Asiático de Desarrollo: https://www.adb.org/news/asia-infrastructure-needs-exceed-17-trillion-year-double-previous-estimates

[4] Salud: https://data.worldbank.org/indicator/SH.XPD.OOPC.CH.ZS

[5] Activos bajo gestión: https://www.thinkingaheadinstitute.org/news/article/global-asset-manager-aum-tops-us100-trillion-for-the-first-time/

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top