Nace la Liga de la SosteniHABILIDAD : un movimiento para impulsar la sostenibilidad y la Agenda 2030 a través de la educación

La Liga de la SosteniHABILIDAD (LSH) promueve la implicación de centros educativos, empresas y administraciones públicas locales para acelerar la transición a un modelo económico y social más responsable y respetuoso con el medio ambiente con el foco en las nuevas generaciones. Matemáticas, idiomas y lectoescritura son algunos de los conocimientos que están presentes en toda educación obligatoria. Sin embargo, según un estudio realizado por Microsoft, más del 65% de los alumnos actuales de primaria trabajarán en posiciones que todavía no existen. 

Para hacer frente a este escenario, se promueven también habilidades como la comunicación, la creatividad, las capacidades digitales o el trabajo en equipo, pero no son suficientes para las dificultades a las que harán frente los jóvenes en su edad adulta. Es necesario incorporar la perspectiva sostenible de manera conectada pero a la vez aplicada a ejemplos. Esta necesidad no cubierta y muy necesaria es la que promueve un nuevo movimiento "La Liga de la SosteniHABILIDAD" (LSH). 

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS)  son desde 2015 un excelente marco para acelerar la transición necesaria hacia la sostenibilidad integrando los ámbitos económico, social y ambiental. Las empresas e instituciones están acelerando la incorporación de la sostenibilidad en su portafolio y gracias al lenguaje común de los ODS, ya está calando fuerte. Sin embargo, este concepto es todavía muy desconocido para una gran parte de la ciudadanía. Según un estudio realizado por Ebay el 53% de los españoles desconoce que son los ODS y la Agenda 2030.

Actualmente el profesorado tiene acceso a programas ambientales, talleres de innovación o de cooperativismo, entre otras muchas fórmulas, pero suele haber un vacío de conocimiento por no incorporar la Agenda 2030 de manera estratégica en el centro educativo, de manera que las jóvenes generaciones puedan aprender a la vez que practican generando impacto de proximidad, entrenando para hacer frente a los retos futuros. Es lo que la LSH define como "sosteniHABILIDAD": integración de conocimientos sobre Agenda 2030, tecnología, habilidades blandas y mucha práctica en relación con la sostenibilidad, desde los primeros años de aprendizaje. 

Por este motivo, el movimiento de la LSH  tiene como propósito acelerar la transformación hacia un modelo más sostenible desde la educación, focalizándose en las nuevas generaciones.

Hoy en día estamos manteniendo conversaciones con diferentes organizaciones públicas y privadas y ya se han unido empresas de referencia, como Unilever. La compañía ha estado desarrollando desde hace tiempo programas en centros educativos, especialmente en relación con los hábitos saludables o la autoestima, en el marco de su estrategia de su sostenibilidad y tiene claro que las jóvenes generaciones son grandes embajadores del cambio positivo.

La primera fase de la LSH se centrará en el impulso de una iniciativa piloto y un estudio en una muestra de centros educativos, trabajando estrechamente con claustros de profesores y AMPAS, en función de las prioridades de cada participante. El foco está en la escuela, pero no actúa sola, convirtiéndose en un espacio abierto de diálogo y participación de su comunidad. Para ello la LSH contará con un equipo multidisciplinar facilitador especializado en economía social, medio ambiente, alianzas, divulgación, comunicación, innovación e implementación de ODS, sin embargo tiene claro que se necesita una gran implicación de empresas y entes públicos locales para impulsar esta iniciativa tractora que no existe en España. Todos hacemos falta y podemos aportar una visión complementaria. 

Las razones para actuar son muchas y diversas, por este motivo la LSH promueve un manifiesto relacionado con "10 porqués"  entre los que destacan la necesidad de incorporar la sostenibilidad de manera estructural en el ámbito educativo adaptando contenidos a cada edad del alumnado, la urgencia de contar con una visión conectada entre escuelas, empresas y ciudades y las oportunidades derivadas para mejorar la empleabilidad de las jóvenes generaciones especialmente en relación con la industria verde, el desarrollo de iniciativas más responsables e inclusivas y la mejora de la calidad de vida. 

Parafraseando a la Unesco en relación a la firma de la Agenda 2030 "Tenemos la oportunidad de situar la sostenibilidad en el centro de la educación y debemos aprovecharla".

Unamos nuestras fuerzas y actuemos para facilitar que las jóvenes generaciones puedan contar con los recursos necesarios para cuando tengan que hacer frente a los desafíos en su edad adulta. Por su futuro. Y por el nuestro. 



¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top