Justicia social es pensar en el otro

Para mí, justicia social es que quienes tenemos mucho (y me refiero a las personas, los países, las culturas) dejemos de derrochar, esquilmar y destruir para permitir que otras personas / países tengan acceso a todos los bienes necesarios. Y todo ello teniendo en cuenta que somos parte de la naturaleza y por tanto debemos integrarnos en ella y respetarla para el bien común.

Hace  ya muchos años, demasiados, que los países del Primer Mundo (la denominación ya lo dice todo) creemos que es natural extraer del otro bloque, el de los desafortunados, cualquier recurso humano, animal, vegetal o mineral que nos proporcione comodidad, confort, lujo y capricho. Comodidad, confort, lujo y capricho nos llevan al derroche y son los principales "valores" sobre los que se asienta nuestra sociedad:  la producción y toda su cadena de valor necesitan que esa vorágine crezca más y más para mantener y fomentar ese modus vivendi que nos lleva a perpetuar este horrendo ciclo de destrucción y miseria.

Y aquí estamos, comprando prendas de ropa a precios ridículos mientras nos lamentamos de las condiciones de trabajo que existen en los países en que se producen.  Y quien dice ropa dice alimentación industrializada, movilidad, energías, tecnologías digitales, etc. etc. etc.

Con estos comportamientos no solo privamos a millones de personas de la posibilidad de conseguir un nivel de vida digno, sino que estamos arrasando inmensas zonas del planeta hasta el punto de que los habitantes de múltiples países ajenos al "Primer Mundo" se ven obligados a migrar.  Y es entonces cuando desarrollamos complicadísimas políticas tendentes a parar el fenómeno y / o a evitar asentamientos indeseados en nuestra sociedad.  

Ahora, cuando nos vamos percatando de que las pandemias nos igualan en cuanto a vulnerabilidad y que es muy difícil que las personas podamos vivir sin el apoyo de los demás, puede ser un buen momento para preguntarnos qué podemos hacer, cada uno de nosotros desde nuestra posición, para que la humanidad en su conjunto se vea a sí misma como una especie más que convive con muchísimas otras en la casa común que llamamos Tierra. 

Esa mirada amplia y humilde es, creo, la clave para que mejore sustancialmente la justicia social, porque vernos a nosotros mismos como uno de tantos seres vivos interdependientes nos ayudará a ir pergeñando comportamientos personales y sociales en los que el "nosotros" estará por encima del "yo".   La amplitud del término "nosotros" será diferente en diferentes grupos humanos, pero en cualquier caso será un excelente punto de partida. 

Porque si no respetamos a los demás tampoco seremos capaces de abrir la mirada y respetar al planeta, y si el planeta perece no tendremos que preocuparnos nunca más de la justicia social.

Enlaces relacionados:

¿Qué tal si procurara no tener tanto para que los demás pudieran tener algo?

Aprender a vivir en lugar de dominar

La solidaridad es la respuesta

Moral, generosidad y ciudadanía

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top