Paula Palacios: "Violamos constantemente los derechos humanos de los migrantes"

Cineasta y documentalista muy comprometida, en su último trabajo, "Cartas Mojadas" nos muestra sin adornos la terrible realidad de las personas que tratan de llegar desde Libia a Europa para escapar de la esclavitud, la tortura, la muerte. Para ello, se subió al Open Arms y acompañó a esta ONG en su día a día. Con esta película, además, quiere llamar la atención sobre las lagunas que, a su juicio, tiene la propuesta del Pacto Migratorio de la Comisión Europea.

Almudena Díez.- Por su contenido y por cómo está contado, este documental llega al corazón. Además, es un placer que alguien que cree en la defensa de la justicia social tanto como este diario nos acompañe.  Paula, cuéntanos que es "Cartas Mojadas", qué pretendes mostrar y porqué es una gran injusticia social lo que cuenta.

Paula Palacios: Es una película documental que intenta contar los últimos cinco años de la crisis migratoria en el Mediterráneo, desde por qué huyen y cómo lo hacen hasta cómo les acogemos a su llegada a Europa. Y es una injusticia porque en la película se muestran, sobre todo, dos mundos. Por una lado el de las ONG y cómo proceden a rescatar en le Mediterráneo, en mi caso a bordo del barco de la ONG Open Arms, que desde Europa estamos constantemente criminalizando. Por otro, cómo lo hacen los militares libios que financiamos desde Europa con muchísimo dinero, que les hemos pedido que hagan esa labor y realmente lo hacen de una manera muy poco profesional comparativamente con las ONG.

AD.- En el documental se aprecia efectivamente que lo que estamos criminalizando es a las ONG que ayudan a los migrantes a no morir ahogados y no a los causantes de que tengan que subirse a una patera.

PP.- Claro, la película va más allá y nos muestra la realidad en Libia de las torturas, los maltratos, la esclavitud... Eso es lo realmente grave y donde deberíamos poner el foco y desde Europa sabemos que eso está pasando allí y estamos financiando para que se les devuelva a eso. Esto es muy importante porque se supone que lo que dicen los acuerdos de Derechos Humanos es que no podemos devolver a personas a un puerto no seguro y lo que se ve en "Cartas Mojadas" es que Libia no es un puerto seguro para estas personas. Esto es una total injusticia.

AD.- Además, a raíz del estreno de este documental, estás consiguiendo movilizar a muchas personas para que se manifiesten contra el Pacto Migratorio. ¿Qué pretendes?

PP.- Casi a la vez que estrenábamos "Cartas Mojadas", un poquito antes, salió la propuesta del Pacto Migratorio de la Comisión Europea y que se debe votar en primavera. Todavía es una propuesta. A raíz de la respuesta del público a la película, la gente me decía, bueno Paula, nos ha llegado tu película y ahora qué podemos hacer. Había una especie de ganas de hacer algo concreto, así que leyendo esta propuesta de pacto vimos que todo lo que muestra respecto a Libia y a los acuerdos con terceros países no está recogido en el pacto. Ese documento no nos explica claramente en qué va a consistir. Porque hace mucho hincapié el texto, que son 31 páginas, en qué deberíamos hacer más acuerdos con terceros países, pero no explica quiénes son esos terceros países, que lo sabemos, son Turquía, Marruecos, Libia, probablemente sean más, pero no nos explican de  qué van esos acuerdos. Insisto que en "Cartas Mojadas" se muestra de qué va al menos el de Libia. Y yo, como europea, con mi dinero no quiero que hagan eso. Creo que somos muchos los que opinamos igual así que decidimos dar una herramienta a esta respuesta que estaba teniendo el público que venía a ver la película y es que puedan firmar una petición.

AD.- Háblanos de esa herramienta.

PP.-  A través de la página web, cartasmojadas.com, hay un botón que te invita a firmar una petición. Se trata de recoger el máximo número posible de firmas para que cuando llegue el momento de que los países se pronuncien, porque es La Comisión Europea la que lo va a sacar adelante, pues que nuestro gobierno español se oponga a este pacto migratorio y tenga la obligación de sentarse a realmente redactar un documento que ponga en valor los Derechos Humanos de las personas. Porque es que este documento pone en valor la economía, en que lo importante de la migración sobre todo es traer talentos de otros países, que me parece fenomenal, pero y qué pasa con esta violación constante de Derechos Humanos a la que sometemos a las personas migrantes que consiguen subir a una patera después de haber pasado dos años de media en lugares tenebrosos como muestra la película y luego son interceptados por un barco militar libio que hemos financiados nosotros y devueltos a un lugar como Libia... Hombre.. yo creo que esto por lo menos deberían explicarlo si lo van a sacar adelante. Que al menos todo el mundo que lo va a firmar sepa lo que está firmando, pero es que el documento es poco claro, es mucha literatura, mucho texto que realmente no profundiza. La palabra Libia aparece una sola vez, de una manera muy poco clara y sin explicar realmente cual va a ser la misión.

AD.- Pues que oportuno el documental. Esta propuesta no existía cuando tu empezaste a grabar, en 2016, aunque terminaste en el 2019. Dime, entonces, en 2016, cuando tú te lanzas a esta idea de "Cartas Mojadas" que es contar la triste historia de los migrantes que se suben a una patera, los que llegan, los que no, porque la historia de los que llegan también es muy triste, en tu cabeza ¿en qué estabas pensando?, ¿para quién has hecho este documental? ¿a quién querías llamar la atención?

PP.- Es un documental sobre todo para un público europeo porque termina con un "os perdono", si nos perdonan es porque hay un responsable y yo quiero lanzar esa responsabilidad a todos nosotros, a los que damos la espalda a un problema de esta magnitud y a los que tenemos a gente en la calle, como se ve, por ejemplo, en plena calle en Paris y les lanzan a la policía a desalojarles. Ojalá lo pudieran ver el mayor número de personas posibles que no están convencidos del tema, porque yo creo que explica, sin ser explícito, porque es más contemplativo, sugiere ideas, pero si yo creo que hace entender bien lo que ha ocurrido en el Mediterráneo en estos últimos meses, para una persona que no esté tan familiarizada va a poder entenderles mejor a ellos, el porqueé se embarcan en este viaje. Yo creo que a veces no entendemos cómo una madre se sube en una patera con su bebé, eso no se hace.

AD.- Cómo tienes que estar para atreverte a hacer eso... esa es la pregunta ¿no?

PP.- Claro, esa es la pregunta y en el documental lo mostramos, es decir, vas a poder ver porqué huyen. Hay una mujer que ha sufrido muchísimo en la película, que nos cuenta que ha sido quemada, que le han pasado un montón de cosas, si yo fuera esa mujer claro que me metería en una patera, claro que sí, y eso es la idea de la película, llegar a entender por qué se ponen en riesgo. De hecho, esto lo entendí después de hacer la película porque tenía un primer sueño y es que todo transcurriese en el mar, hasta que me di cuenta que lo poquito que tenia de tierra firme en libia y lo poquito que tenia de tierra firme en Europa era más violento que lo que les ocurría en el mar, y eso justificaba lo que yo quería contar.

AD.- Algunas imágenes son muy duras... vemos como un bebé no soporta una travesía, vemos como estáis buscando una patera que tenían unas coordenadas y no aparecen... Has utilizado una palabra que a mí me gusta mucho: responsable, ¿crees que estamos siendo responsables o absolutamente irresponsables?

PP.- A mí me da pena de que la gente que estamos convencidos, a veces pequemos de... “pero es que esto lo provoca Europa” o “es que esto son los políticos”... es verdad que lo decimos.  Y yo me alerté cuando en alguno de los coloquios alguna gente dijo como quitándole peso al asunto “es que esto es desde Europa”, ¡pero es que Europa somos todos!. Y ahí fue cuando me animé a crear esta petición de la que hemos hablado. Europa somos todos y tú también y si no lo soportas, puedes hacer algo para cambiarlo. Si pensamos que son los demás nunca lo cambiaremos, hace falta un movimiento social, nos hemos lazado a las calles por fin por le cambio climático, que ya estábamos tardando, nos estamos lanzando a las calles por varios temas y no nos estamos lanzado por el tema migratorio. "Cartas Mojadas" habla de la vida y la muerte, es extremo lo que está pasando y cuando dejemos de hablar de muertos podemos hablar de integración, de cómo nos integramos, de qué soluciones encontramos, pero no estamos en ese punto. Estamos en un punto muy violento, muy agresivo, que es la razón por la que decidí, siendo madre, que cadáveres de bebés aparecieran en la película. De forma cuidada, de la forma menos morbosa posible, pero es importante que lo veamos, que sepamos que eso está ahí, que es vida y muerte, que es un tema serio y que nos estamos un poco acostumbrado. Esta palabra me la dicen muy a menudo, estoy muerta de miedo que nos acostumbremos a esto.

AD.- Sí, y que nos termine dejado indiferentes. Paula, muchísimas gracias por estar con Diario Responsable.

P: Muchas gracias.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top