Cada 22 de marzo desde 1993 se celebra el Día Mundial del Agua, este año con el foco puesto en el cambio climático y sus efectos sobre el suministro de agua limpia a personas en todo el mundo y bajo el lema ‘No podemos permitirnos esperar’.
#AguaParaHospitalesCOVID19

En 2010, la ONU reconoció que el acceso al agua potable y saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos y desde AUARA llevamos trabajando desde 2016, tratando de contribuir con los 70 proyectos que hemos realizado en 16 países de Asia, África y América del Sur, que han cambiado la vida de más de 42.200 personas, a través de 34 millones de litros.

Actualmente, los datos no dejan lugar a dudas. 3 de cada 10 personas no tienen acceso a servicios de agua potable seguros y 6 de cada 10 no disponen de acceso a instalaciones de saneamiento gestionadas de forma segura, según la ONU. La ausencia de agua acentúa el cambio climático y una gestión integrada del agua y el medio ambiente en todo el mundo puede ayudar al desarrollo sostenible de los sistemas agrícolas y económicos, y con ellos mitigar o, al menos, desacelerar el calentamiento global.

Este año, el Día Mundial del Agua está marcado por la pandemia del coronavirus que nos ha obligado a todos a adaptarnos al estado de alarma y a cambiar nuestros planes. Nuestro lema, #AguaParaCambiarElMundo, ha pasado a ser estos días #AguaParaHospitalesCOVID19. ¿Por qué? Porque en tiempos de dificultad, incertidumbre y crisis sanitaria, social y económica cada uno de nosotros tenemos que dar lo mejor de nosotros para ayudar al que tenemos al lado.

Todo empezó de forma espontánea el pasado viernes 13 de marzo, cuando una enfermera nos solicitó a través de WhatsApp, botellas de agua para el hospital en el que trabaja. Hicimos una publicación en la que nos ofrecimos a donar botellas de agua a otros hospitales y nos llegaron más peticiones. Nos dimos cuenta que tenemos algo que nuestros enfermos y el personal sanitario necesitan para minimizar los riesgos de contagio y simplificar la operativa de unos centros cada vez más saturados. Quisimos contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a mejorar su situación.

Hasta el momento, hemos donado más de 65.000 botellas de agua a casi una treintena de hospitales, entre ellos nueve de la Comunidad de Madrid (La Paz, Ramón y Cajal, Gregorio Marañón, Infanta Leonor, Universitario La Moraleja, Infanta Elena de Valdemoro, Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Universitario de Móstoles y Severo Ochoa de Leganés), 13 de todas las provincias de Castilla y León, y el Vall d’Hebron de Barcelona.

En los últimos días hemos recibido a través de redes sociales un aluvión de solicitudes de hospitales de toda España. Para poder hacer frente a los costes de producción y distribución de botellas decidimos poner en marcha una campaña de crowfunding (https://www.contraelcoronavirus.org/aguaparahospitales) en la plataforma StockCrowd y la respuesta en poco más de 24 horas ha sido espectacular; la sociedad española siempre responde y, en momentos de dificultad, sacamos lo mejor de cada uno.

La importancia de lavarse las manos

Ahora más que nunca, nos damos cuenta de la importancia del agua y el saneamiento. Lavarse las manos con jabón, si se hace correctamente, es fundamental en la lucha contra el Covid-19, pero millones de personas no tienen fácil acceso a instalaciones para hacerlo. La paradoja es que estos días no necesitamos mirar hacia otros países para pensar en la escasez de agua, sino que tenemos la necesidad muy cerca: en los hospitales desbordados a causa del coronavirus.

Todos unidos superaremos este virus.  

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top