Publicado el
La Comisión ha lanzado una serie de iniciativas para impulsar el mercado del hidrógeno en Europa a través de un nuevo mecanismo piloto. Este mecanismo se enmarca dentro del reciente paquete legislativo sobre gases descarbonizados e hidrógeno y tiene como objetivo acelerar las inversiones ofreciendo una visión más clara del mercado para compradores y proveedores, además de facilitar el establecimiento de contactos entre ambos. Con una vigencia de cinco años, esta iniciativa formará parte del Banco Europeo del Hidrógeno.
La Comisión Europea busca impulsar el mercado del hidrógeno

El hidrógeno se ha posicionado como un elemento clave en la estrategia de descarbonización de Europa, gracias a su versatilidad como fuente de energía limpia, su capacidad de almacenamiento y sus múltiples aplicaciones en sectores industriales y de transporte. Su utilización puede reducir drásticamente las emisiones de CO2, disminuir la dependencia de combustibles fósiles y contribuir a alcanzar los objetivos climáticos del continente. Además, el desarrollo de la industria del hidrógeno promete fomentar la innovación tecnológica, el crecimiento económico y la creación de empleo.

Con este panorama, la Comisión Europea ha introducido un nuevo mecanismo piloto destinado a dinamizar el mercado del hidrógeno en Europa. Este mecanismo, que forma parte del recientemente adoptado paquete legislativo sobre gases descarbonizados e hidrógeno, pretende acelerar las inversiones al ofrecer una visión más clara del mercado tanto para compradores como para proveedores, facilitando además los contactos entre ambos. Con una duración de cinco años, esta iniciativa se integrará en el Banco Europeo del Hidrógeno.

El mecanismo piloto recopilará y procesará información sobre la oferta y la demanda de hidrógeno renovable y de bajas emisiones de carbono, permitiendo que compradores europeos se conecten con proveedores locales y extranjeros. También recogerá datos de mercado sobre flujos y precios del hidrógeno. La Comisión ha iniciado un proceso de contratación para desarrollar una plataforma informática que gestione este mecanismo, con el objetivo de que esté operativa a mediados de 2025.

En Europa, ya se están construyendo los primeros electrolizadores a gran escala y se han firmado los primeros acuerdos de compra. Mejorar la visibilidad de la demanda ayudará a acelerar las decisiones de inversión y a garantizar acuerdos de compra. El hidrógeno será crucial para alcanzar los objetivos del Pacto Verde, eliminar la dependencia de combustibles fósiles rusos y apoyar la descarbonización y competitividad de la industria europea.

Este mecanismo piloto se inscribe en los esfuerzos de la Comisión para establecer una plataforma europea multiproductos para la compra conjunta de productos estratégicos, que en el futuro podría incluir materias primas clave. La UE ha desarrollado un marco regulador integral para crear un mercado del hidrógeno plenamente operativo para 2030, proporcionando seguridad jurídica y visibilidad a largo plazo para los inversores a lo largo de toda la cadena de valor del hidrógeno.

El paquete legislativo sobre gases descarbonizados e hidrógeno establece normas claras de mercado y objetivos para el hidrógeno renovable en la industria y el transporte. Además, la UE está trabajando en una definición legal del hidrógeno de bajas emisiones de carbono y ha clasificado proyectos de cadena de suministro de hidrógeno como estratégicos, permitiéndoles acceder a permisos acelerados y otros apoyos bajo la Ley de Industria de Cero Emisiones Netas.

La Comisión también ha apoyado el desarrollo de infraestructuras de hidrógeno, incluidas redes de gasoductos y electrolizadores. El Banco Europeo del Hidrógeno ha lanzado su primera subasta, recibiendo 132 propuestas y seleccionando siete para recibir casi 720 millones de euros del Fondo de Innovación. La segunda subasta se lanzará este año, y se están considerando subastas internacionales en colaboración con los Estados miembros.

La industria europea del hidrógeno está realizando inversiones significativas en nuevos proyectos, con 254 proyectos de hidrógeno renovable en la UE, de los cuales 170 están operativos y 84 en construcción, sumando casi 3 GW de capacidad instalada. Se espera que otros 8 GW de capacidad se agreguen tras la ejecución de los proyectos seleccionados en la primera subasta del Banco Europeo del Hidrógeno.

En total, Europa ha destinado alrededor de 18 000 millones de euros en inversiones para proyectos de hidrógeno a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, regímenes nacionales y diversos programas regionales e innovadores. La Comisión ha aprobado ayudas estatales para cuatro proyectos importantes de interés común europeo en la cadena de valor del hidrógeno, con un total de 18 900 millones de euros, que se espera desbloqueen 27 000 millones de euros en inversión privada, cubriendo toda la cadena de valor del hidrógeno limpio desde su producción hasta su aplicación industrial.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies