Publicado el
Naciones Unidas publicó el Informe Mundial de Residuos Electrónicos el cual alerta que la generación de residuos crece a un ritmo cinco veces superior a su reciclaje. Concretamente, la humanidad generó 62 millones de toneladas de desechos electrónicos en 2022 y todo indica que esta cifra continuará creciendo.
¿Qué ocurre con los desechos electrónicos?

El crecimiento exponencial del consumo está generando una montaña de desechos que plantea serios desafíos en términos de gestión de residuos y sostenibilidad ambiental. Es fundamental tomar medidas para reducir, reciclar y reutilizar los materiales, así como promover prácticas de consumo más conscientes y sostenibles para contrarrestar el impacto negativo en el medio ambiente.

Recientemente, Naciones Unidas ha divulgado el "Informe Mundial de Residuos Electrónicos", el cual advierte sobre el alarmante desequilibrio entre la generación de residuos y su reciclaje. En el año 2022, la humanidad produjo 62 millones de toneladas de desechos electrónicos, equivalente a un millón y medio de camiones que podrían dar la vuelta al mundo por el Ecuador. Estos datos revelan una tendencia preocupante: se espera que la generación de residuos electrónicos alcance los 82 millones de toneladas para el año 2030, representando un aumento del 33% con respecto a 2022.

Solo el 22,3% de los residuos electrónicos fueron reciclados adecuadamente en 2022, dejando grandes cantidades de recursos naturales recuperables sin aprovechar y aumentando los riesgos de contaminación. Esta cifra podría reducirse aún más al 20% para 2030, exacerbando la brecha entre la generación de residuos y los esfuerzos de reciclaje.

El informe destaca la complejidad del problema, ilustrada por datos impactantes:

  • 62 millones de toneladas de desechos electrónicos, suficientes para formar una fila de camiones desde Nueva York hasta Atenas.
  • Solo el 22,3% de estos desechos fueron reciclados adecuadamente en 2022.
  • Se estima que en estos desechos hay 31 millones de toneladas de metales, junto con grandes cantidades de plástico y otros materiales.
  • El valor de los metales incrustados en los desechos electrónicos supera los miles de millones de dólares.
  • La gestión adecuada de los residuos electrónicos podría evitar la emisión de millones de toneladas de CO2 y la extracción de toneladas de minerales primarios.

La investigación identifica varios desafíos que contribuyen a este problema, como el avance tecnológico, el consumo creciente, la falta de opciones de reparación, los ciclos de vida cortos de los productos y la infraestructura inadecuada de gestión de residuos. Destaca que elevar las tasas de recogida y reciclaje de residuos electrónicos al 60% para 2030 podría generar beneficios significativos, superando los costos en miles de millones de dólares. Además, subraya la preocupante dependencia mundial de unos pocos países en lo que respecta a los elementos de tierras raras, cruciales para tecnologías futuras como las energías renovables y la movilidad eléctrica.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable
 
CURSO: Experto en Responsabilidad Social Corporativa y Gestión Sostenible
 
Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies