Publicado el
La Fundación Adecco ha elaborado una guía con las tendencias para este año. La publicación afirma que, durante el presente año, el sector privado tiene ante sí grandes retos en materia de DE&I, empezando por replantear sus estrategias, que en numerosos casos se pusieron en marcha por presión social, con objetivos muy cortoplacistas y sin un conocimiento claro del contexto.
Hoja de ruta para empresas: 13 tendencias en Diversidad, Equidad e Inclusión (DE&I)

La Diversidad, Equidad e Inclusión (DE&I) en empresas es fundamental para promover entornos laborales justos, productivos y sostenibles. Diversas investigaciones muestran los beneficios que esto supone. Algunas razones clave por las cuales DE&I es importante en el contexto empresarial actual son:

  1. Mejora del rendimiento y la innovación: La diversidad de pensamiento y experiencias aporta una variedad de perspectivas a la mesa. Esto fomenta la creatividad y la innovación, ya que diferentes puntos de vista pueden llevar a soluciones más efectivas y a la generación de nuevas ideas. Las empresas que valoran la diversidad suelen ser más innovadoras y competitivas en un mundo empresarial en constante cambio.
  2. Aumento de la productividad y la eficiencia: Equipos diversos tienden a ser más productivos. La inclusión de diversos talentos puede mejorar la eficiencia al aprovechar las habilidades y fortalezas individuales de cada miembro del equipo. Además, un ambiente inclusivo permite a los empleados sentirse más comprometidos y valorados, lo que impacta positivamente en su desempeño laboral.
  3. Reflejo de la diversidad del mercado: Las empresas que reflejan la diversidad de sus clientes tienen una ventaja competitiva. Entender las necesidades de un mercado diverso es esencial para el éxito a largo plazo. La diversidad en la fuerza laboral puede ayudar a las empresas a comprender mejor a sus clientes y a adaptarse más eficazmente a sus demandas y preferencias.
  4. Atracción y retención de talento: Las empresas que promueven un ambiente de trabajo inclusivo atraen y retienen talento de alta calidad. Los profesionales buscan entornos donde se sientan valorados, respetados y tengan igualdad de oportunidades. La reputación de una empresa como empleador inclusivo puede ser un factor determinante para atraer a candidatos talentosos.
  5. Cumplimiento de normativas y responsabilidad social: La diversidad y la inclusión son cada vez más importantes en términos de responsabilidad social corporativa. Cumplir con normativas relacionadas con la igualdad de oportunidades y promover un ambiente de trabajo inclusivo contribuye a una imagen positiva de la empresa y puede evitar problemas legales.
  6. Reducción de la discriminación y mejora del clima laboral: Fomentar la diversidad y la inclusión ayuda a reducir la discriminación en el lugar de trabajo. Un ambiente donde todos los empleados se sienten valorados y respetados contribuye a un clima laboral positivo, promoviendo la colaboración y la armonía.
  7. Influencia en la toma de decisiones: La diversidad en la toma de decisiones a nivel ejecutivo y en todos los niveles de la organización asegura una gama más amplia de perspectivas en la toma de decisiones estratégicas. Esto ayuda a evitar sesgos y mejora la capacidad de la empresa para adaptarse a situaciones diversas y complejas.

En un contexto como el actual de constante transformación, sin dudas, las estrategias de Diversidad, equidad e inclusión (DE&I) se han posicionado como un vector clave de competitividad empresarial. La conciencia colectiva exige a las empresas un compromiso creciente con el entorno en el que operan y este cambio de mentalidad ha ido, además, acompañado de un marco regulador cada vez más exigente, que impulsa a las organizaciones a adoptar políticas de DE&I para cumplir con la normativa y evitar incidencias y sanciones.

En este contexto, y coincidiendo con el año que recientemente ha comenzado, la Fundación Adecco ha realizado un análisis de las tendencias y claves para el diseño de estrategias de DE&I de alto valor social e impacto corporativo. Un trabajo fruto de su experiencia de 25 años en proyectos de inclusión sociolaboral junto al conocimiento adquirido en la Alianza #CEOPorLaDiversidad en la que participan más de 90 compañías. La publicación de esta guía se enmarca en un contexto complejo, en el que el crecimiento económico tiende a estancarse, en medio de profundas tensiones globales y geopolíticas que aumentan las desigualdades y la polarización, y que ponen de relieve la urgencia de establecer alianzas y redes de cooperación que impulsen un desarrollo sostenible e inclusivo.  Las empresas, por supuesto, representan un actor clave para dar respuesta a este reto.

En la guía se desarrollan las siguientes tendencias:

TENDENCIA 1. Medir la madurez de la estrategia de DE&I.
TENDENCIA 2. Detenerse y replantear el modelo de DE&I en 2024.
TENDENCIA 3. El Diversity Washing
TENDENCIA 4. La cultura Woke: ideologización y politización
TENDENCIA 5. La DE&I no solo es un tema de Recursos Humanos
TENDENCIA 6. De la voluntariedad de la RSC a la regulación de la ESG.
TENDENCIA 7. Liderazgo inclusivo y compromiso de la dirección
TENDENCIA 8. La ruta a la inclusión o inclusión journey
TENDENCIA 9. El reto y transición social y demográfica

9.1 Envejecimiento del mercado laboral, silver economy y dependencia
9.2 Flujos migratorios globales
9.3 Liderazgo femenino, participación de la mujer y feminismo
9.4 Desintegración del modelo de familia tradicional
9.5 Diversidad de la discapacidad
9.6 Salud mental postpandemia 2020
9.7 Derechos humanos y LGTBI+
9.8 Violencia contra la mujer

TENDENCIA 10. Diversidad demográfica, experiencial y cognitiva.
TENDENCIA 11. Crear entornos seguros: la seguridad psicológica
TENDENCIA 12. La IA: ¿instrumento o enemiga de la diversidad?
TENDENCIA 13. El derecho a entender

La publicación elaborada por Adecco advierte que la diversidad lleva décadas siendo un factor relevante en la sociedad desde los primeros movimientos por los derechos civiles del siglo pasado; sin embargo, con la globalización, las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, la aparición de la responsabilidad social de las empresas y un activismo identitario cada vez más fuerte, la diversidad en el ámbito empresarial ha ido adquiriendo mayor importancia. Es por ello, que los expertos a cargo de la publicación sostienen que, durante el presente año, las empresas tienen ante sí grandes retos en materia de DE&I, empezando por replantear sus estrategias, que en numerosos casos se pusieron en marcha por presión social, con objetivos muy cortoplacistas y sin un conocimiento claro del contexto (Diversity Washing).

Además, desideologizar las políticas de DE&I es otro de los grandes desafíos. La polarización puede llevar a instrumentalizar estas estrategias, siendo importante desprenderse de todo juicio ideológico y apostar por la unidad para avanzar hacia metas y objetivos que no entienden de signo político, sino que son universales (por ejemplo, reducción de las desigualdades).

Medir la madurez de la estrategia de DE&I, extenderla a toda la cadena de valor -más allá del departamento de Recursos Humanos- adaptarse a un marco regulatorio que consolida la obligatoriedad de las estrategias ESG, apostar por “Inclusion journeys” que brinden oportunidades reales a personas con grandes dificultades, hacer frente al reto demográfico (envejecimiento, flujos migratorios, liderazgo femenino, etc), diferenciar diversidad demográfica, experiencial y cognitiva, generar seguridad psicológica, optimizar el potencial de la IA e impulsar el derecho a entender mediante una comunicación clara, adaptativa e inclusiva, completan estos grandes retos.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies