Publicado el
Ante la urgencia de la actual emergencia climática, es fundamental que los gobiernos asuman compromisos concretos. Con plena conciencia de esta necesidad, la Unión Europea se encuentra activamente dedicada a promover las energías renovables y descarbonizar el sector energético.
Fomentando el desarrollo sostenible: las iniciativas de la UE en energía renovable

La substancial contribución de las emisiones de gases de efecto invernadero en la Unión Europea proviene predominantemente del sector energético, específicamente en tres áreas cruciales: la generación de electricidad, la producción de calor y el transporte. Este trío de sectores representa aproximadamente el 75% de las emisiones totales en la región. Es imperativo abordar esta realidad, ya que centrarse en estas áreas es esencial para lograr una reducción efectiva de las emisiones y, por ende, para mitigar el impacto del cambio climático.

En este contexto complejo, acelerar la implementación de las energías renovables emerge como una necesidad imperiosa para reducir drásticamente las emisiones en el sector eléctrico y alcanzar el ambicioso objetivo de neutralidad climática de la UE para 2050. Además, esta transición no solo contribuiría a la sostenibilidad ambiental, sino que también reduciría la dependencia de la UE de las importaciones de energía, disminuyendo su vulnerabilidad a las interrupciones que pueden afectar los precios. Para lograr este cambio significativo, la UE está adoptando diversas medidas estratégicas:

  1. Incremento de los objetivos de la UE para el uso de energías renovables: La UE está revisando la posibilidad de aumentar el objetivo del 32% para 2030, elevando la cuota de energías renovables en el consumo final de energía al 42.5%. Este aumento busca acelerar la transición hacia fuentes de energía más sostenibles.
  2. Aceleración de los permisos para centrales eléctricas de energías renovables: Ante la urgencia, se han implementado medidas para agilizar el proceso de obtención de permisos para plantas de energía renovable, promoviendo la instalación más rápida de instalaciones en áreas designadas como "áreas de aceleración de renovables."
  3. Apuesta por el hidrógeno renovable: Reconociendo el potencial del hidrógeno en la descarbonización, la UE está promoviendo la producción de hidrógeno a partir de fuentes renovables, estableciendo normas claras para distinguir entre hidrógeno renovable y aquel de origen fósil.
  4. Potenciar la energía renovable marina: Se busca diversificar las fuentes de energía renovable marina, incluyendo energía solar flotante, energía de las olas y de las mareas, y biocombustibles a partir de algas, con el objetivo de aumentar significativamente la capacidad de energía eólica marina.
  5. Optar por combustibles alternativos: Se está trabajando en sustituir los combustibles fósiles en el transporte por carretera mediante la promoción de combustibles renovables y bajos en carbono, respaldado por la expansión de infraestructuras de recarga y repostaje.
  6. Financiar infraestructuras energéticas sostenibles: La UE está revisando las reglas de financiamiento para alinearlas con los objetivos climáticos, eliminando gradualmente el respaldo financiero a proyectos de gas natural y redirigiéndolo hacia infraestructuras de hidrógeno y captura de carbono.
  7. Garantizar una transición energética justa: Para apoyar a los sectores vulnerables durante la transición, se establecerá un Fondo Social del Clima, destinado a facilitar la adopción de energías renovables y a implementar medidas de alivio fiscal y estímulos para la renovación de edificaciones y vehículos eléctricos.

Estas medidas destacan el compromiso de la UE en abordar de manera integral la emergencia climática, fomentando una transición hacia un modelo energético más sostenible y resiliente.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies