Publicado el
Mañana, 25 de noviembre, se conmemora esta fecha y es una buena ocasión para reflexionar acerca de la necesidad de avanzar en materia de igualdad. Según datos del Barómetro Juventud y Género 2023, elaborado por el Centro Reina Sofía de Fad Juventud y financiado por la delegación del Gobierno contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad, casi 9 de cada 10 jóvenes reconocen alguna situación de violencia de género en su entorno.
Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: nada que celebrar

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, conmemorado cada 25 de noviembre, surge como un recordatorio imperativo de la persistente lucha contra una problemática global. En este día, se busca no solo concienciar sobre la violencia de género en todas sus formas, sino también recordar que esta realidad persistente requiere una acción continua y decidida.

Con motivo de la efeméride, se dieron a conocer avances de resultados sobre percepciones y vivencias de la violencia de género del “Barómetro Juventud y Género 2023”, realizado por el Centro Reina Sofía de Fad Juventud y financiado por la Delegación de Gobierno para la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad, gracias a la subvención destinada a programas y proyectos de concienciación, prevención e investigación de las distintas formas de violencia contra las mujeres. Han sido obtenidos a partir de la aplicación de un cuestionario online a una muestra de 1.500 jóvenes entre los 15 y los 29 años, en mayo y junio de 2023.Un 23,1% de chicos entre 15 y 29 años están de acuerdo con que “la violencia de género no existe, es un invento ideológico”, cuando en 2019 esta afirmación era secundada por un 12% de los chicos. En el caso de las chicas, lo afirma en la actualidad un 13,2% de ellas, mientras que en el 2019 eran el 5,7%. 

Los datos publicados son preocupantes. Los porcentajes de jóvenes que se alinean con otras posturas derrotistas, negacionistas, minimizadoras o banalizadoras de la violencia de género también se han incrementado considerablemente en los últimos años. Sentencias como que la violencia de género “aunque está mal, siempre ha existido, es inevitable”, “es algo habitual en el seno de una pareja” o “si es de poca intensidad, no es un problema” también reciben mayores apoyos que en años anteriores, llegando a duplicarse e incluso a triplicarse el número de personas jóvenes que las sostienen. Estas posiciones aumentan tanto entre mujeres como en hombres. Y aunque siguen siendo superiores entre los hombres, han aumentado más entre las mujeres. 

Según Beatriz Martín Padura, directora general de Fad Juventud: “Estas tendencias responden a un fenómeno extremadamente complejo y con múltiples aristas, no podemos caer en simplificaciones a la hora de explicarlas: tenemos que considerar los datos, entenderlos en contexto y saber que responden a una realidad en la que violencia de género existe y se reconoce, aunque no disminuye y queda mucho por hacer para erradicarla”.

El informe muestra que las y los jóvenes son capaces de reconocer la violencia de género en su entorno, así se desprende del 87% que dicen haber visto u oído alguna situación de violencia de control, violencia física, violencia psicológica o violencia sexual. Solo un 13% de jóvenes no reconoce alguno de estos tipos en su círculo cercano, porcentaje que se reduce al 8% en el caso de las mujeres (frente al 19% de los hombres). La violencia de control engloba los principales tipos de violencia reconocida de chicos sobre chicas. “Revisar el móvil” de la chica sigue siendo el acto más evidenciado: así lo identifica el 45% de jóvenes (54% entre las mujeres y el 35% de los hombres). 

Los ataques verbales y la minusvaloración (violencia psicológica) también son reconocidos con frecuencia. “Insultar y humillar”, “hacer sentir miedo”, “decir que no vale nada” se trata de acciones presenciadas o conocidas por un 32,6%, un 29,2% y un 28,7%, respectivamente. Siempre siendo más sensibles las chicas a este tipo de situaciones que ellos. 

Los ejemplos de violencia sexual, como la insistencia para mantener relaciones sexuales cuando la otra persona no quiere, reconocidas por el 27% de jóvenes (37% de las mujeres, 17% de los hombres) o los casos en los que se difunden sin permiso mensajes, insultos o imágenes, reconocidas por el 22% (27% de mujeres, 17% de hombres) completan la batería de tipos de acciones que perciben las chicas y los chicos como violencia cotidiana en su círculo cercano.

En relación a las causas de la violencia, la falta de educación es señalada por las adolescentes y jóvenes de 15 a 29 años como el factor que más influye en la violencia de género, tanto para ellas como para ellos. Lo creen el 36,9% de las chicas y el 35,4% de los chicos. Sin embargo, desde 2019 esta causa pierde apoyos (cuando eran del 41,9% y del 38,3%) y los ganan otras como la desigualdad y los mandatos de género de un sistema patriarcal. 

La desigualdad es señalada por el 36% de las chicas  (en 2019 lo señalaba el 28,7%) y por el 22,1% de los chicos (en 2019 era un 17,6%). Y “porque estamos educados y educadas en un sistema patriarcal” lo sostiene el 34,7% de ellas (25,5% en 2019) y el 16,7% de ellos (12,5% en 2019). En ambas causas es relevante este aumento, aún con las diferencias por género, porque denota un conocimiento mayor de las raíces estructurales del problema. También se señalan otras causas coyunturales como el consumo de drogas o los conflictos en las parejas. 

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies