Publicado el
Hoy, 26 de julio, se celebra el Día Internacional de la defensa del Ecosistema Manglar, fundamentales para el medioambiente. Con motivo de la efeméride, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) hace un llamamiento a protegerlos ya que se encuentran amenazados por los efectos del cambio climático.
Los manglares del mundo corren peligro de desaparecer

Los manglares son ecosistemas costeros extremadamente importantes debido a la amplia gama de beneficios que proporcionan a los seres humanos y al medio ambiente. Algunas razones clave que resaltan su importancia son:

  1. Protección costera: Los manglares actúan como barreras naturales contra tormentas, huracanes e inundaciones costeras. Sus densas raíces y mangles ayudan a reducir la fuerza de las olas y a estabilizar los sedimentos, lo que protege las áreas costeras y las comunidades cercanas de la erosión y los daños causados por eventos climáticos extremos.
  2. Hábitats para la biodiversidad: Los manglares son hogar, criadero y refugio para una gran diversidad de especies, tanto marinas como terrestres. Numerosos peces, aves, crustáceos, moluscos y mamíferos dependen de los manglares para su alimentación, reproducción y protección.
  3. Pesca y seguridad alimentaria: Los manglares son criaderos y zonas de alimentación para muchas especies de peces y mariscos comerciales. Esto los convierte en áreas fundamentales para la pesca sostenible y contribuyen significativamente a la seguridad alimentaria de las comunidades locales que dependen de estos recursos.
  4. Almacenamiento de carbono: Los manglares son ecosistemas altamente eficientes en la captura y almacenamiento de carbono. Sus suelos y vegetación absorben grandes cantidades de dióxido de carbono, lo que ayuda a mitigar los efectos del cambio climático.
  5. Filtros naturales: Los manglares actúan como filtros naturales, atrapando sedimentos y contaminantes antes de que lleguen a los arrecifes de coral y otros ecosistemas marinos. Esto mejora la calidad del agua y protege la salud de los ecosistemas marinos.
  6. Turismo y recreación: Los manglares a menudo atraen a turistas interesados en la observación de aves, el ecoturismo y actividades recreativas como kayak y senderismo. Esto puede ser una fuente de ingresos y desarrollo económico para las comunidades locales.
  7. Medicina y productos naturales: Las comunidades locales han utilizado tradicionalmente las plantas de manglar con fines medicinales y para obtener productos naturales como la tanina, que se utiliza en la industria del curtido de cuero.

Estos ecosistemas contribuyen al bienestar, a la seguridad alimentaria y a la protección de las comunidades costeras de todo el mundo. Además, son capaces de almacenar una media de 1000 toneladas de carbono por hectárea en su biomasa y suelos subyacentes. Sin embargo, están desapareciendo.  Hoy, miércoles 26 de julio, se celebra el Día Internacional para la Conservación de los Manglares, una ocasión para concienciar sobre la importancia que tienen estos ecosistemas y la necesidad de protegerlos y restaurarlos. 

Los manglares actúan como una forma de defensa costera natural contra las mareas de tormenta, los tsunamis, el aumento del nivel del mar y la erosión. Sus suelos son sumideros de carbono altamente eficaces, reteniendo grandes cantidades en su interior.  Sin embargo, estos ecosistemas están desapareciendo de tres a cinco veces más rápido que las pérdidas generales de bosques en el mundo, con graves impactos ecológicos y socioeconómicos. Las estimaciones actuales indican que la extensión de los manglares se ha reducido a la mitad en los últimos 40 años.

La directora general de la UNESCO expresó que "Los manglares están en peligro. Se ha calculado que más de tres cuartas partes de los manglares del mundo están amenazados y, con ellos, todos los organismos acuáticos y terrestres que dependen de ellos”. Audrey Azoulay explicó que, por este motivo, el organismo decidió actuar para protegerlos, así como a otros valiosos ecosistemas, mediante sus geoparques, sus sitios del Patrimonio Mundial y sus reservas de biosfera. 

Por su parte, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que estos ecosistemas son a menudo incomprendidos e infravalorados. Estos bosques costeros se perciben a veces como "zonas sucias" o "muertas", un terreno baldío que podría talarse en favor de playas de arena, complejos turísticos ostentosos u otras urbanizaciones.

Esta percepción no podría estar más lejos de la realidad. Los manglares son los únicos árboles que prosperan en aguas saladas y mejoran la calidad del agua filtrando nutrientes y sedimentos. También están llenos de vida: más de 1500 especies de plantas y animales, según el PNUMA, dependen de los manglares. Entre ellas, peces y aves que utilizan las aguas poco profundas bajo los manglares como viveros. Las investigaciones indican ahora que también son fundamentales para mamíferos más grandes, como monos, perezosos, tigres, hienas y perros salvajes africanos.

Finalmente, el PNUMA subraya que proteger estos hábitats y restaurar los dañados también ayuda a combatir el cambio climático, ya que almacenan una media de 1000 toneladas de carbono por hectárea en su biomasa y suelos subyacentes.

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies