Un artículo recientemente publicado por el Pacto Mundial de la ONU España propone seis poderosas llaves para promover la sostenibilidad empresarial y las metas del ODS 10 Reducción de Desigualdades y alcanzar el trabajo decente.
Acciones clave para crear empresas más igualitarias

La igualdad en el mundo del trabajo es un tema que cobra cada vez más importancia en la sociedad actual. Se refiere a la idea de proporcionar las mismas oportunidades y trato justo a todas las personas. Lograr la igualdad en el mundo del trabajo implica abordar diversas cuestiones, como la brecha salarial de género, la discriminación en la contratación y promoción, el acoso laboral, la falta de representación equitativa en cargos de liderazgo y la conciliación entre la vida laboral y personal.

Es importante reconocer que la igualdad en el mundo del trabajo no solo beneficia a los individuos, sino también a las organizaciones y a la sociedad en general. Estudios demuestran que la diversidad y la inclusión en el lugar de trabajo conducen a un mejor desempeño empresarial, mayor innovación, mayor retención de talento y un clima laboral más positivo.

Para promover la igualdad en el mundo del trabajo, es necesario implementar políticas y prácticas inclusivas. Con el objetivo de no dejar a nadie atrás, la Organización Internacional del Trabajo pone el foco en la igualdad y la no discriminación. En este contexto, que las empresas protejan y promuevan una cultura laboral inclusiva, adecuada y eficaz es la piedra angular de la retención y adquisición de talento en un mundo cada vez más competitivo y sostenible.

Las seis acciones que mejorarán el desempeño en igualdad en el trabajo de tu empresa según la iniciativa de sostenibilidad en España son:

1. Promover la igualdad salarial de género: El artículo explica que la brecha salarial de género en España es del 28,81%. Y, sin embargo, como señala el informe sobre las memorias de sostenibilidad de las empresas del Pacto Mundial de la ONU en España, Comunicando el Progreso 2022, el 91% de las entidades españolas afirman tener integrada la igualdad de género en su estrategia. En este escenario, los Principios para el Empoderamiento de las Mujeres (WEPs, por sus siglas en inglés) ofrecen una clara guía en este aspecto. Algunas medidas que pueden ayudar a la empresa a promover la plena inclusión son ejemplos como el sistema de remuneración en tiempo real, las políticas en la gestión del talento y la medición del impacto.

2. Favorecer el acceso laboral a jóvenes: Uno de cada cinco jóvenes europeos en paro es español. Mientras la media europea se sitúa en el 15%, en nuestro país alcanza la escandalosa cifra del 30%. Sin embargo, no es el único problema con los que se encuentran las personas más jóvenes: la temporalidad y la precariedad son otros puntos débiles comunes. Por ello, establecer procesos de acceso a la contratación para fomentar su acceso y disponer de un plan de formación continua para su empoderamiento serán claves para derruir la discriminación etaria que sufren las nuevas generaciones.

3. Apoyar los derechos de las personas con discapacidad: El tercer punto clave que menciona el artículo es diseñar una política de respeto a los derechos humanos con referencia explícita a las personas con discapacidad, poner en funcionamiento medidas de diligencia debida, activar un sistema de reparación de impactos negativos en los derechos de las personas con discapacidad o promover la igualdad de oportunidades en el trabajo son algunas de las claves para que las empresas inclusivas.

4. Desarrollar una cultura inclusiva desde el prisma LGBTI: Un 42% de las personas LGBTI en España ha sufrido algún tipo de violencia verbal en el trabajo, según UGT. Ante este tipo de situaciones, tener una cultura inclusiva que prevenga y sancione este tipo de comportamientos será clave para empresas éticas. La publicación que hacer para promover la igualdad LGBTIQ+ en el lugar de trabajo, el mercado y la comunidad es una herramienta gratuita, fácil de usar y confidencial para evaluar las prácticas actuales de una empresa e identificar las brechas y oportunidades para elaborar un plan de acción de mejora.

5. Combatir la pobreza laboral y apoyar el salario digno: Combatir la pobreza laboral y apoyar el salario digno debe ser una prioridad para los líderes del futuro. Como destaca la publicación Explorando el futuro de las empresas y los Derechos Humanos, a los “trabajadores pobres” se les debe la oportunidad de mejorar sus vidas y esto depende de tener una remuneración justa. Aunque no existe una definición universalmente acordada de salario digno como concepto ni una cantidad monetaria universalmente aceptada que defina dicha remuneración, la falta de consenso no es excusa para la inacción. Es importante señalar que existe un amplio consenso en torno a lo que constituye un salario digno: es un salario que permite a las personas trabajadoras y a sus familias satisfacer sus necesidades básicas. La pobreza laboral causada por los bajos salarios en el lugar de trabajo y en las cadenas de suministro debe reflejarse en los planteamientos de diligencia debida en materia de derechos humanos que llevan a cabo las empresas.

6. Favorecer el trabajo decente en toda la cadena de suministro: La revolución sostenible de la cadena de suministro es un hecho y cada vez llama más a nuestras puertas. Tras lanzar el primer programa de proveedores sostenibles al que se unieron más de 2.000 empresas de 38 países, ya no hay excusas para la transformación sostenible del tejido empresarial. El 77% de la población española considera que las plantillas no tienen un empleo justo y digno, según este estudio. Por este motivo, y relacionado con el punto anterior, las Naciones Unidas apoyan el establecimiento de un salario justo para toda la plantilla, debido a la devaluación de los sueldos debido al coste de la inflación.

¡Comparte este contenido en redes!

Top