Forética ha presentado el informe “Hacia la descarbonización de la cadena de suministro. Colaboración con proveedores, la pieza clave”, en el cual presenta los elementos fundamentales para avanzar en la descarbonización de la cadena de suministro de las empresas.
Descarbonización: cinco recomendaciones para la acción empresarial

Las concentraciones de gases de efecto invernadero continúan aumentando a niveles récord, las tasas de emisión de combustibles fósiles están de nuevo por encima de los niveles anteriores a la pandemia y la ambición de los compromisos de reducción de emisiones para 2030 debe ser siete veces mayor para estar en línea con el objetivo de 1,5 ° C del Acuerdo de París, según destaca la Organización Meteorológica Mundial en su informe United in Science 2022. Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) generadas por las cadenas de valor de las compañías son la principal categoría de emisión en casi todos los sectores económicos. Es por ello, que la acción empresarial es clave rumbo a la descarbonización de la economía. Una estrategia corporativa efectiva de cambio climático requiere una comprensión detallada de la totalidad de sus emisiones de gases de efecto invernadero.

En este contexto, Forética ha presentado el informe “Hacia la descarbonización de la cadena de suministro. Colaboración con proveedores, la pieza clave” publicado en el marco del Clúster de Cambio Climático. El informe incluye cinco recomendaciones para la acción empresarial en el trabajo conjunto con los proveedores para alcanzar el objetivo de cero emisiones netas: el desarrollo de capacidades en materia climática, la inclusión de cláusulas climáticas en los contratos de los proveedores seleccionados, la puesta en marcha de incentivos financieros que recompensen el desempeño climático de los proveedores, el desarrollo de acciones que impliquen algún tipo de sanción a los proveedores que no cumplan con los objetivos y el reconocimiento público de sus compromisos y progresos en la materia.

1.Desarrollo de capacidades: Las empresas son un importante motor de tracción para los proveedores con los que trabajan, y especialmente en materia de cambio climático tienen una gran capacidad de actuación para tratar de incentivar a los proveedores. En este sentido, muchas empresas ya llevan tiempo poniendo en práctica iniciativas que impulsen el conocimiento y desarrollo de capacidades en materia climática para los proveedores. Algunas de las acciones que las empresas pueden llevar a cabo son:

  • Upskilling climático: Talleres formativos para proveedores con el objetivo de que conozcan la importancia de establecer objetivos de reducción de emisiones.
  • Auditorias de apoyo: Acompañamiento a los proveedores en el desarrollo de sus estrategias de reducción identificando conjuntamente las oportunidades de descarbonización en el negocio y empleando en conocimiento de las empresas en la materia para ayudar a los proveedores en el avance.
  • Sesiones donde se compartan aprendizajes y casos de éxito puestos en marcha por proveedores.
  • Poner a disposición de los proveedores recursos sobre cambio climático a los que tengan acceso para su formación.
  • Plataforma colaborativa de intercambio de información sobre el avance en el desempeño climático de los proveedores (emisiones, establecimiento de objetivos o comparación con otros proveedores, entre otros)

2 Cláusulas de “contratación climática”: Más allá del establecimiento de criterios de sostenibilidad y criterios climáticos en la selección de proveedores, las empresas pueden también incluir cláusulas climáticas en los contratos de los proveedores seleccionados. Es decir, sería la manera de asegurarse de que los proveedores seleccionados cumplen con los criterios establecidos, siendo fundamental en el proceso contar con el acuerdo de participación de los proveedores y establecerlo de manera conjunta.

  • Ambición: Establecer cláusulas de reducción de emisiones en los contratos para asegurar que los proveedores cumplen con objetivos de descarbonización.
  • Acción: Implementar un requisito obligatorio de reporte de la huella de carbono a proveedores.

3. Incentivos financieros: Las empresas pueden recompensar el desempeño climático de sus proveedores de diferentes formas a través de incentivos financieros, de modo que se reconozca el progreso de los proveedores en el establecimiento y consecución de objetivos de reducción.

  • Objetivo conseguido: establecer una recompensa económica a los proveedores que cumplan y alcancen los objetivos de reducción de emisiones acordados.
  • Insetting: Invertir en proyectos dentro de la propia cadena de suministro, que a su vez le ayuden a reducir sus emisiones y que, por tanto, impactarán de manera positiva en las emisiones de las empresas consiguiendo crear relaciones de confianza con los proveedores.
  • Incentivar el desarrollo de productos y servicios innovadores y sostenibles con un menor impacto en la generación de emisiones, a través del pago de una prima por dichos productos. De este modo, las empresas ayudarán a los proveedores a compensar los costes de inversión inicial que supone un nuevo modelo de producción.
  • Condiciones de pago preferentes o financiación a aquellos proveedores que establezcan y cumplan con objetivos de reducción de emisiones

4. Asegurar el cumplimiento: Del mismo modo en el que las empresas pueden recompensar el buen desempeño climático de los proveedores, también pueden desarrollar acciones que impliquen algún tipo de sanción a aquellos que no cumplan con los objetivos acordados en materia compromiso climático. Algunas de esas acciones podrían ser:

  • Coste de la inacción: Pago de sanciones como resultado de la inacción en materia climática
  • Rescisión del contrato si no se cumple con los objetivos de reducción de emisiones establecidos y acordados previamente.
  • Precio del carbono: coste a las emisiones desplazando así la responsabilidad de las emisiones hacia los proveedores proporcionando así un incentivo financiero para la descarbonización.

5. Reconocimiento público: Por último, las empresas pueden también apoyar e impulsar la descarbonización de sus proveedores mediante el reconocimiento público de sus compromisos y progresos en la materia.

  • Premios al desempeño climático: este tipo de iniciativas permiten reconocer públicamente el desempeño de los proveedores.
  • Establecer un sistema de clasificación que permita calificar a los proveedores en su compromiso con el cambio climático.
  • Desarrollo de productos o servicios innovadores en colaboración entre la empresa y el proveedor.

Finalmente, Raquel Canales, Manager del Clúster de Cambio Climático de Forética, destacó: “Para conseguir abordar de manera efectiva el inventario de emisiones de Alcance 3, es fundamental mantener el compromiso de clientes y proveedores en el intercambio de información a largo plazo. La creciente escalada empresarial para alcanzar objetivos ‘Net Zero’, hace necesario que las empresas definan una estrategia de descarbonización aplicando los criterios técnicos de forma correcta y realizando acciones concretas, medibles y de calidad, lo cual incluye de manera inevitable la consideración de la cadena de suministro de manera destacada”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top