Representantes de diferentes países participantes de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2022 anunciaron un plan para acelerar la descarbonización centrado en los principales sectores responsables de la contaminación en todo el mundo. Las alianzas entre el sector público y los diferentes actores del sector privado para ver cómo avanzar, mediante tecnologías innovadoras y el financiamiento es clave para alcanzar una economía descarbonizada.
La COP27 debate acerca de la creación de un plan para descarbonizar la industria

En el quinto día de la COP27 diversas organizaciones y la industria del petróleo han debatido en torno a la importancia de generar un plan de acción que busque descarbonizar la economía, poniendo el foco en la industria del acero, los fertilizantes y el metano, los principales responsables de las emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el cambio climático.

Durante su intervención, el director general de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Industria, Gerd Müller, destacó que el 80% de la producción de energía se basa hoy en fuentes fósiles. Los países del G20 son los responsables del 80% de las emisiones, que se concentran sólo en el 10% de la población. Por el contrario, 800 millones de personas siguen sin tener acceso a electricidad. África, India y Latinoamérica aún tienen un gran recorrido por delante para su desarrollo e industrialización. Se estima que la demanda global de energía aumentará un 70% para 2050. Pese a estas circunstancias, “tenemos las soluciones. Tenemos la tecnología para reducir las emisiones”, ha aseverado el experto. Para ello se requiere millones en inversiones, dinero que también tenemos. Pero para responder al reto, “hay que ser realistas: aumentar emisiones no es posible, sólo caben las energías renovables”.

Müller ha asegurado que mediante la eliminación de los combustibles fósiles pueden reducirse 10 billones de toneladas de emisiones de CO2 del total de 40, mientras que aumentando las plantaciones de bosques pueden alcanzarse 10 billones de emisiones negativas. “Necesitamos fortalecer las soluciones. Esta inversión ofensiva debe implementarse incluyendo el sector privado, que es imprescindible. Tenemos la tecnología, las soluciones y el dinero”, ha reiterado.

Y continuó: “Es necesario incluir a la industria, no es posible encontrar soluciones sin incluir a la industria”, ha insistido a su vez el CEO de Siemens Energy, Christian Bruch. Para el directivo, “necesitamos mejorar basándonos en la infraestructura y la tecnología que tenemos. Y movernos rápido, con más innovación, asegurando el suministro de forma sostenible. La industria tiene que ser más vocacional e incluir a todos los agentes. Muchas veces las excusas hacen no ir adelante hacia la descarbonización. Es preciso hacer pasos en el corto plazo usando la tecnología que ya tenemos y con la mirada a largo plazo”.

 

*Contenido publicado originalmente en la plataforma ambiciónCOP

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top