Publicado el
Mientras las escuelas se preparan para el regreso a clases tras el receso de verano, se estima que 3,6 millones de menores ucranianos ven comprometido su regreso a clases. Seis meses después del conflicto, los efectos han sido y continúan siendo devastadores.

La vuelta al cole de este año no será igual para todos. El informe "Salvar las escuelas en Ucrania" [1] , publicado por el Ministerio de Educación y Ciencia de dicho país, señala que 2.300 escuelas han sido dañadas por los bombardeos y la artillería, y al menos 286 han quedado completamente destruidas.  Además, 3.500 centros educativos están siendo utilizados como refugios. 

Cuando las puertas de las escuelas vuelvan a abrirse para millones de niñas y niños en septiembre, se calcula que 3,6 millones de menores ucranianos podrían faltar a clases, según la organización internacional de ayuda World Vision.   

Jennifer Neelsen, directora de Respuesta a la Crisis de World Vision Ucrania explica que: "El conflicto está poniendo en peligro el futuro de toda una generación de niños y niñas ucranianos. El año pasado, por estas fechas, estaban preparando sus mochilas y esperando reunirse con sus amigos del colegio. En seis meses sus vidas han cambiado drásticamente y ahora su acceso a la educación se ha visto comprometido o incluso impedido por completo".

"La vuelta al colegio da a los menores una sensación de normalidad, pero millones de niños y niñas en Ucrania se perderán el nuevo curso escolar, y será muy difícil recuperar el tiempo y la oportunidad de aprender", subraya Neelsen. 

Además de la falta de educación, las y los menores ucranianos también corren el riesgo de sufrir problemas de salud mental. Al respecto, el informe No Peace of Mind de World Vision destaca que más de 1,5 millones de niños y niñas ucranianos corren el riesgo de sufrir problemas de salud mental como resultado de estar expuestos a los horrores de la guerra. 

"A medida que el conflicto comienza a abandonar los titulares de los medios de comunicación, no debemos olvidar las continuas y crecientes necesidades de los niños y niñas de Ucrania.  Necesitan estructura, necesitan educación, necesitan apoyo. Las organizaciones de ayuda internacional como World Vision están ahí para proporcionar ese apoyo, pero se necesita urgentemente una financiación prioritaria para hacerlo realidad y hacerlo ahora", concluye Neeslen.

 

[1] https://saveschools.in.ua/en/

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies