Publicado el
La COVID-19 ha puesto al descubierto las barreras que enfrentan los mil millones de personas que tienen alguna discapacidad. El impacto que la pandemia ha tenido en los últimos años sobre este sector de la sociedad es notable. Ante esta situación, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, señala que estas personas se encuentran entre las más afectadas por la pandemia y pide a los gobiernos que las incluyan en los planes de respuesta y restauración.
La pandemia significó un retroceso en los derechos de las personas con discapacidad

La pandemia ha sido devastadora para la sociedad en su conjunto, pero para algunos sectores significó un retroceso sustancial en sus derechos. Este es el caso de las personas con discapacidad. Concretamente, el paso del coronavirus ha dejado al descubierto las persistentes barreras y desigualdades a las que se enfrentan los mil millones de personas con discapacidad del mundo.

Alrededor del 80% de las personas con discapacidad viven en países en desarrollo. Se calcula que el 46% son personas mayores de 60 años, advierte la ONU. Asimismo, una de cada cinco mujeres tiene probabilidades de tener una discapacidad durante su vida, mientras que en el caso de los niños es de uno de cada diez.

Ante las necesidades que supuso contener la pandemia, los Estados dejaron de proporcionar recursos en otras áreas. En el caso de los países cuyas economías son más débiles y a donde las necesidades sociales son más, los programas de inclusión se han visto achicados. Además, al cerrar los centros de día y rehabilitación, vitales para las personas con discapacidad, la calidad de vida de las mismas se ha visto perjudicada.

En este escenario, y de cara a la recuperación post pandémica, Guterres, sugirió a las administraciones que una respuesta inclusiva a la pandemia “debe estar guiada por las propias personas con discapacidad”. Asimismo, debe “forjar alianzas, abordar la injusticia y la discriminación, ampliar el acceso a la tecnología y fortalecer las instituciones a fin de crear un mundo pos-COVID-19 más inclusivo, accesible y sostenible”.

Así, para responder a las necesidades de estas personas, el Secretario instó a todos los países a que apliquen plenamente la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.Los gobiernos, agregó, deben trabajar para ofrecer mayor accesibilidad y eliminar “las barreras jurídicas, sociales, económicas”.

" Haciendo efectivos los derechos, la capacidad de actuar y el liderazgo de las personas con discapacidad podremos promover nuestro futuro común", argumentó. " Necesitamos que todas las personas estén incluidas en el proyecto de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible". Guterres concluyó diciendo que las personas con discapacidad y las organizaciones que las representan trabajan en todo el mundo para hacer realidad una demanda clave: "Nada sobre nosotros sin nosotros". 

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies