Publicado el
Naciones Unidas ha valorado positivamente la oferta de valor integral para las mujeres que ofrece la entidad financiera. Estos proyectos son de suma importancia en América Latina a donde la brecha de género en el uso de servicios financieros es amplia: según el Banco Mundial, solo el 49% de las mujeres tiene una cuenta bancaria, el 11% ahorra y el 10% dispone de crédito. Además, las mujeres tienen menos conocimientos financieros que sus pares hombres.
La ONU destaca las iniciativas de empoderamiento femenino que lleva a cabo la Fundación Microfinanzas BBVA

La experiencia de la Fundación Microfinanzas BBVA ha demostrado que la inclusión financiera de las mujeres se logra con una oferta integral, que combina productos y servicios financieros y no financieros que fortalecen sus capacidades de gestión para el progreso de sus negocios, amplían sus oportunidades y reducen su vulnerabilidad. Asimismo, apunta a que la salud financiera de las mujeres requiere de un abordaje integral y de largo plazo.

Los buenos resultados de las iniciativas llevadas a cabo por la entidad financiera están a la vista. ONU Mujeres ha destacado en su último informe “Finanzas para Todas. Experiencias e iniciativas innovadoras para la inclusión financiera de las mujeres y una recuperación con lentes de género en América Latina”, la estrategia de empoderamiento de la mujer y el sistema de medición de impacto social de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), y las buenas prácticas de inclusión financiera de su entidad en Colombia, Bancamía.

Este informe, elaborado con el apoyo de la Agencia Italiana de Desarrollo, en el marco del programa Mujeres, Economía Local y Territorio (MELYT), señala que la Fundación y su entidad colombiana desarrollan una oferta de valor integral para las mujeres, que incluye productos y servicios no financieros para apoyar su empoderamiento económico.

La participación de la mujer en el sector financiero está directamente ligada a su participación en la economía productiva, la cual históricamente ha estado relegada a sectores de menor productividad, pequeños negocios e informalidad, y altamente condicionada por la sobrecarga de trabajo no remunerado que realizan las mujeres, limitando su posibilidad de crecimiento e independencia económica. Además, el impacto del COVID-19 ha sido desproporcionadamente mayor en las mujeres, particularmente en las más vulnerables.

En este sentido, ONU mujeres defiende en su informe que la inclusión financiera de las mujeres es un factor clave para promover su empoderamiento y autonomía económica y un elemento fundamental para su inserción en el ecosistema productivo, para acelerar el proceso de recuperación económica y social y la salida de la crisis post COVID-19.

Finalmente, el documento publicado por ONU Mujeres destaca algunos de los productos con enfoque de género desarrollados por la Fundación en los últimos años. Como las asistencias de salud específicas para las mujeres por menos de 1 dólar al mes en Panamá y Colombia, que incluyen controles como mamografías, citologías o análisis clínicos, apoyo psicológico y legal telefónico, consultas pediátricas o apoyo telefónico en las tareas escolares de sus hijos.

También el seguro Mi Maternidad Protegida que ofrece a las emprendedoras una renta durante el periodo de lactancia, así como auxilio para el pago de sus microcréditos y asistencias durante el embarazo y lactancia. O Emprendiendo Mujer en Financiera Confianza, que aúna crédito junto con un seguro oncológico que cubre el saldo de la deuda y ofrece una serie de indemnizaciones a la familia y educación financiera digital a través de la App Lista.

¡Comparte este contenido en redes!

Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies