Publicado el
Aunque la consciencia ambiental ha aumentado, en términos generales, en el país, el estudio sociológico “Actitudes frente a la basuraleza” que se ha desarrollado desde el Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, afirma que aún queda mucho por recorrer y explica que la poca preocupación y la comodidad son los motivos principales que llevan a los españoles a tirar basura en la naturaleza.
¿Por qué los españoles tiran basura en la naturaleza?

Conocer cómo es el comportamiento de la ciudadanía con el medioambiente resulta clave para poder protegerlo. No sólo saber los datos de la contaminación es importante, sino también aquella información que explica el porqué del comportamiento de las personas. Para profundizar en las conductas de las y los españoles en torno a la protección del planeta se desarrolló el IV estudio sociológico “Actitudes frente a la basuraleza”. Este ha sido impulsado por el Proyecto LIBERA, creado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes.

El estudio, elaborado a través de más de 5.000 encuestas en toda España, tiene como fin analizar y evaluar el nivel de concienciación de la población respecto a la basuraleza, su comportamiento y sus hábitos cuando se encuentra en un entorno natural. Una de las conclusiones de dicha investigación fue que La pandemia ha hecho que los españoles sean más conscientes de su salud y que aumente su preocupación por la misma; sin embargo, la despreocupación por el medioambiente ha aumentado hasta un punto con respecto a la oleada anterior.

Los principales motivos que llevan a los españoles a tirar basura son dos: la poca preocupación y la comodidad. Según el informe estos motivos han disminuido con respecto a la última encuesta, destacando la comodidad (56,0%), la pereza (47,8%), y el hecho de que ese lugar tenga ya basura y genere un efecto llamada (25,2%). En este sentido, en el iestudio se hace alusión a las responsabilidades de que haya basura en la naturaleza. Un 73,5% de los encuestados afirma que es de todos, sin embargo, ha aumentado en más de 5 puntos los que opinan que la responsabilidad es de las personas jóvenes (10,5%) con respecto a la anterior oleada.Paradójicamente la investigación muestra que casi el 80% de la población se considera muy concienciada en temas medioambientales, aunque el porcentaje baja cuando se les pregunta acerca de la percepción que tienen, a su parecer, del resto de los ciudadanos, los gobiernos y las empresas. 

El estudio indaga también acerca de cuáles ha sido los efectos de la pandemia en el medio ambiente. Al respecto se observa que el confinamiento de 2020 tuvo efectos positivos en el medio ambiente. Sin embargo, al recuperar el ritmo habitual se deterioró de nuevo el paisaje, ya que consideran que los ciudadanos, con ansias de libertad, invadieron masivamente la naturaleza deteriorándola aún más tras el fin de las restricciones. Los datos arrojan la conclusión de que la Covid-19 no ha cambiado la actitud y el cuidado hacia la naturaleza, con un 57,2% de respuestas negativas en cuanto a su propia actitud hacia la naturaleza e incluso un 69,3% en cuanto al comportamiento del resto de ciudadanos sobre el medio ambiente.

La investigación también pone de manifiesto el gran desconocimiento por parte de la población (36,8%) que cree que abandonar geles, mascarillas y guantes no afecta a la naturaleza. En este sentido los expertos afirman que si bien hay más ciudadanos concienciados, aún queda mucho camino por recorrer. En cuanto a los niveles de actuación, información y concienciación, destacan los siguientes datos: por un lado, en cuanto a los niveles de actuación: aumenta hasta posicionarse en 6,4 sobre 10, lo que supone un incremento de 4,4 puntos con respecto al estudio previo. Por el otro, en relación a los niveles de información y concienciación: disminuyen ligeramente en 0,6 puntos con respecto a los datos de la anterior encuesta, los cuales fueron 6 y 7 respectivamente.

Asimismo, la encuesta también concluye que son casos eventuales cuando los ciudadanos buscan información relacionada con los residuos, lo que indica que parte de la población demanda herramientas útiles como teléfonos de atención o apps para consultas relacionadas. A pesar de la falta de información, el nivel de sensibilización ha aumentado, sin embargo, esto no implica que seamos más activos ni que cambiemos nuestros comportamientos de cara a la naturaleza. 

Por último el estudio muestra que a la ciudadanía española le da cada vez más rabia, impotencia y asco ver basura en entornos naturales como playas y montañas, entre otros. El sentimiento que más aumentó fue la rabia, hasta en 8 puntos y el asco, que creció en 4 puntos.

Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA de Ecoembes asegura que “los ciudadanos cada vez son más conscientes de los problemas que genera abandonar residuos en la naturaleza, sin embargo, todavía tenemos que seguir trabajando para tomar acciones tanto a nivel individual como de forma colectiva para poder acabar con la basuraleza en todos nuestros entornos naturales.”

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies