El primer estudio que analiza la diversidad en el ecosistema inversor en España elaborado por la entidad internacional sin ánimo de lucro Diversity VC y que cuenta con el apoyo de CaixaBank, a través de DayOne, y Osborne Clarke afirma que las mujeres representan tan solo el 27% de los equipos de los “venture capital” en nuestro país.
Desigualdad de género: Escasa representación femenina en los equipos de los “venture capital” españoles

La igualdad de género no avanza al mismo ritmo que el crecimiento económico. Las inversiones de capital privado en España alcanzaron en 2020 un récord en volumen de inversión, con un importe total de 6.275 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 33% sobre el volumen alcanzado en 2019. Pese a que el sector se encuentra en plena expansión económica, no así en el plano de la ampliación de derechos.

La desigualdad de género es una constante: en los equipos de inversión no se alcanza la paridad de género, mientras que se observa una gran feminización de los puestos de trabajo de menor jerarquía tales como tareas administrativas, relación con inversores y plataforma. Así se desprende del primer estudio sobre la diversidad de los inversores españoles, especialmente de capital riesgo, elaborado por la entidad internacional sin ánimo de lucro Diversity VC y que cuenta con el apoyo de CaixaBank, a través de DayOne, su división especializada para empresas de tecnología, innovación y sus inversores, y Osborne Clarke.

Diversity VC es una asociación sin ánimo de lucro que promueve la diversidad en el capital riesgo. Tiene su origen en Reino Unido y nació en 2017 impulsada por profesionales de reconocidos fondos de Venture Capital. Actualmente opera en Reino Unido y Estados Unidos y desde finales de 2020 inició la actividad en Latinoamérica y España.

Para la realización del estudio, se ha analizado la información de 86 firmas del ecosistema inversor en España, entre las que se encuentran 58 firmas de capital riesgo, 11 entidades de capital riesgo corporativo y otras 17 que incluyen venture builders, plataformas de financiación colectiva de acciones y fondos de garantía. En este primer informe, se ha analizado la diversidad de equipos de inversión desde diferentes puntos de vista para tener un primer punto de partida.

El venture capital es una de las principales vías de financiación para start-ups en su etapa inicial, que se encuentran en una etapa de crecimiento y que ya han utilizado otras fuentes de financiación, como ahorros propios, fondos de personas cercanas o business angels. Los venture capital invierten una cierta cantidad en start-ups a cambio de una participación minoritaria en la empresa.

La investigación advierte que, en nuestro país, más de la mitad de las empresas de capital riesgo están formadas por un máximo de 9 trabajadores. Suelen emplear a un número reducido de personas (una media de 11 por empresa) y varía de 2 a 53 personas. Los socios generalmente representan el 36% del personal, porcentaje similar al del equipo orientado a la inversión, que representa el 32,8%. En los puestos de toma de decisiones, solo el 12% de los socios generales de los venture capital están ocupados por mujeres, mientras que en los venture capital corporativos, el porcentaje alcanza el 25%. Además, tal y como se desprende del estudio, tan solo un 12,4% de los socios son mujeres y, si se tiene en cuenta todo el equipo (incluyendo los socios, equipo orientado a la inversión, equipo de operaciones y de back office), las mujeres representan el 27%. 

Por sectores, los que tienen una mayor representación de mujeres en puestos de toma de decisiones (socias o directoras) son el de impacto social (31,6%) y el de biotecnología (24,4%). Si se tiene en cuenta la representación femenina en el conjunto del equipo de los diferentes sectores, las cifras mejoran, aunque todavía no se logra la paridad de género en ningún sector inversor. 

El estudio explica que, si se analiza el nivel educativo en el sector, el 63,33% tiene un título de máster o posgrado y un 26% tiene un título universitario. Si tenemos en cuenta el género, el nivel de estudios es muy similar: el 26% de los hombres tiene como nivel máximo de estudios una titulación universitaria, un porcentaje parecido al de las mujeres (25,4%). Por su parte, un 64,4% de los hombres y un 62,7% de las mujeres han obtenido un título de postgrado. Si miramos los doctorados, la proporción de hombres con esta titulación es mayor.

En cuanto a nivel de experiencia, el 38,7% tiene menos de 2 años y un 24% lleva más de 8 años trabajando en el sector del venture capital. Del estudio se desprende que hay más profesionales en los extremos y eso puede ser positivo porque pueden aprender de los más veteranos. Por tipo de operaciones, la mayoría se realizan en el segmento de capital riesgo con un volumen de 833 millones de euros en un total de 672 inversiones. Este récord se debe en parte a la gran cantidad de inversiones por encima de los 10 millones de euros (13 en 2020 frente a 8 en 2019), que ayudaron a financiar las grandes rondas lideradas por fondos internacionales en coinversión con fondos nacionales.

 

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top