Publicado el

Son dos grandes de la RSE en España y también dos buenos amigos de Diario Responsable. Lo primero que nos dice Juan José Almagro es una bonita descripción de sí mismo: “mi vida tiene que ver con el humanismo, la responsabilidad social, la sostenibilidad y el ser buena gente y Diario Responsable que es uno de los diarios de cabecera no solo mío sino también de muchos de vosotros nos ha reunido hoy aquí a María Viver y a mí para que os contemos algunas cosas”.

María Viver es la directora general de la Fundación Randstad, principal fundación que hay en España que se ocupa de los temas de la diversidad, igualdad de oportunidades para la gente que tiene algún tipo de discapacidad y que en sus 17 años de vida ha sido capaz de crear una estructura ejemplar.

Gracias a los dos por aceptar la invitación de charlar en este vis a vis para todos los lectores de Diario Responsable. Y a Impact Hub por prestarnos este escenario.

María Viver: Hola a todos, tengo que el orgullo de estar aquí con Juanjo que para mí es uno de los grandes maestros, para hablar de responsabilidad, de la buena gente y en un entorno más complejo por lo que hemos tenido que vivir el año pasado que espero que podamos sacar ideas y conclusiones interesantes para todos.

Juanjo Almagro: A partir de una breve opinión que te pido de la pandemia, yo voy a decir la mía y empezamos a hablar de la igualdad a través de la discapacidad y la diversidad. Escribí un artículo que empezaba con una frase de Heródoto, “los sufrimientos enseñan”, y la pandemia parece que ha puesto de relieve que los sufrimientos nos han enseñado muchas cosas, pero hemos aprendido poco, no sólo porque hemos sido incapaces de poner en marcha soluciones para una cosa tan tremenda como la pandemia, sino porque probablemente también después nos hemos olvidado de otras cuantas. Primero, no hemos sido humildes, hemos sido muy poco humildes cuando la pandemia llegó. Después, hemos sido muy poco prudentes, y no digo imprudentes porque en el fondo la prudencia es la necesidad de adentrarte a las cosas y poder darle solución. Y tercero, nos hemos olvidado que a la hora de solucionar el problema de la pandemia tendríamos que haber tenido en cuenta el bien común, por ejemplo, las vacunas son un bien común, no hay derecho en este momento a que países ricos estén vacunando a sus ciudadanos y los pobres estén esperando a que alguien se compadezca de ellos y les haga llegar alguna vacuna ¿Qué opinas tú?

MV: bueno yo creo que la pandemia siendo un poco provocadora, nos ha venido un poco bien. Creo que estábamos en una sociedad que estaba adormilada y que estábamos importancia a cosas que no lo tenían tanto. Estábamos muy preocupados en cómo desarrollar qué, en cómo impactar en determinadas cosas que a lo mejor no tenía tanta importancia. Y la pandemia ha venido a decirnos espérate un montón que lo que tiene realmente importancia son otras cosas. Es la salud, las personas y es la manera de poder colaborar unos con otros para salir de una situación como estamos viviendo. Desde este punto de vista a nivel humano creo que nos ha venido bien incluso. Solamente el ser humano reacciona cuando se reta a uno mismo y cuando se pone a solucionar cosas y en ese sentido si veo un momento de oportunidad para aprender, adaptarnos y seguir creciendo como sociedad.

JA: A partir de ahí ¿qué dice la directora general de la Fundación Randstad? Esta fundación tiene un compromiso con la inclusión.

MV: Nacíamos en 2004 con un propósito claro que era ayudar a la gente que lo tiene más difícil a encontrar un puesto de trabajo. Porque creemos que a través del trabajo se pueden desarrollar una serie de capacidades que son necesarias para el desenvolvimiento de la persona y para su desenvolvimiento profesional y humano. Y nos hemos dado cuenta durante estos meses de pandemia que no todo el mundo está en el mismo plano de igualdad. La gente que tiene acceso a determinados recursos y la gente que tiene un conocimiento específico ha tenido más fácil el adaptarse a esta situación. Como siempre los más vulnerables, los que tiene menos han salido más perjudicados. Nosotros normalmente atendemos a unas 4000 personas al año, personas con discapacidad y gente vulnerable y este año tan solo hemos podido atender a la mitad de las personas. ¿Y porque tan solo? Porque había gente que no tenía recursos suficientes en términos de un ordenador o de un Smartphone y de tan si quiera al acceso a internet para poder cubrir sus necesidades.

Hemos intentado adaptarnos y llegar a ellos de otras maneras, lo que quiero decir con esto es que evidentemente esta situación de pandemia hace grandes las desigualdades. No todo el mundo estamos en el mismo plano de igualdad. No todo el mundo tenemos la capacidad y el conocimiento digital para conectarnos con el médico, hacer la compra, conectarnos con el banco, nuestros amigos etc.

JA: las tres personas que más dinero tienen en el mundo, entre los tres tienen el doble y la mitad más que le PIB de Portugal. Esto no había ocurrido nunca en el mundo. Mientras tanto la pandemia solo en Latinoamérica ha producido 200 millones de pobres más. En Latinoamérica hay 300 millones de pobres como consecuencia de la pandemia, pero como estamos en la casa de Diario Responsable, yo sé que les gustara saber ¿la Fundación Randstad cree en la Responsabilidad Social y en la sostenibilidad? ¿Y juega con los ODS en el sentido de tratar de hacer posible alguno de los que directamente os afecten?

MV: totalmente sí, creo y creemos en la responsabilidad como compromiso de las empresas. Yo creo que la empresa tiene una razón de ser además de generar riqueza y generar trabajo. Tienen la capacidad en el último año del barómetro Edelman de este año, por ejemplo, que claramente se define, como agente principal tanto a nivel ético como a nivel de eficacia para resolver los grandes problemas de la sociedad. Es la primera vez que salen las empresas como agente fundamental para la transformación social.

JA: Claro, porque al poder transformador lo tiene la empresa, lo tiene la universidad y lo tenemos las personas y a partir de la empresa se podrían conseguir mil cosas y si nos ayudáis como fundaciones como la que tu diriges mucho más.

MV: Nosotros creo que contestando también a lo que me decías antes, los ODS son una herramienta que pueden ser muy eficaz para aglutinar y englobar y a todos los agentes que queremos hacer hacia un camino y una dirección común y los 17 ODS si se cumplieran, si cada uno de nosotros pudiéramos hacer en aquel ODS en el que podemos incluir, pues nosotros en el ámbito del empleo con las personas con discapacidad y los que tengan que ver con medioambiente entonces en el ámbito del medioambiente y así cada uno de los ODS cada empresa puede ir haciendo acciones concretas. Si todos nos coordinamos hacia esas directrices comunes esto puede dar un vuelvo y puede dar sentido a la razón de ser que cada organización tiene en la sociedad.

JA: ¿De verdad desde lo público no se está considerando a los ODS como una commoditie? ¿No es verdad que las empresas y la sociedad civil son las que están empujando para tratar de conseguir cualquier de las 169 meta que nos propone en los ODS?

MV: La empresa siempre ha hecho un papel impulsor y esa capacidad que tiene de poder hacer, pues ahora lo está llevando a cabo con la parte más social, con el tema del desarrollo de los ODS. La colaboración pública privada es imprescindible yo creo que la administración publica a todos los niveles tiene un papel, tiene que establecer un liderazgo de hacer, pero que se ha visto que la colaboración privada pues aporta mucha eficiencia y otro enfoque y manera de hacer las cosas que está dando buenos resultados.

JA: Vosotros tenéis buenos resultados...

MV: Nosotros llevamos muchos años colaborando con las diferentes administraciones públicas en proyectos de empleo. Desde hace 17 años, de la misma manera que ahora se habla de ecosistemas, nosotros engendramos un ecosistema, pero desde hace 17 años porque creemos realmente que nosotros solos no vamos a jugar ningún pale protagonista, tenemos que rodearnos de la gente que está haciendo y que como nosotros queremos cambiar las cosa para llevar a cabo esos propósitos esos retos esas metas que queremos conseguir, solos no vamos a ninguna parte, acompañados pues llegamos mucho más lejos.

JA: Este servidor ha dicho muchas veces que liderar es educar, y a mí me llama la atención y es lo último que quiero preguntarte, la cantidad de personas a las que habéis formado para que después se integren en el mercado laboral. Cantidad de personas discapacitadas, quiero decir que vosotros las formáis y después se incorporan al mercado laboral, miles de personas.

MV: Sí, anualmente aproximadamente formamos a 2000 personas de las cuales pues entre 1500 y 2000 consiguen un puesto de trabajo y ese es nuestro objetivo final. Hacer que esas personas estén participando de la sociedad desde su puesto de trabajo como cualquiera de nosotros, aplicando todo su talento todo su conocimiento y la visión diferente que ellos tienen para enriquecer a las empresas y a las sociedades.

JA: No queremos extendernos más del tiempo, queremos agradecerles por habernos visto a María y a un servidor y si algo os ha servido para reflexionar bienvenido sea.

MV: Muchas gracias, un placer.

En este artículo se habla de:
NoticiasIgualdadODSdiversidad#visavis

¡Comparte este contenido en redes!

300x300 diario responsable

Advertisement
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies