La compañía ha hecho la emisión por un importe de 1.000 millones de euros. Con esta operación, la empresa extiende el alcance de su financiación a proyectos sociales en España, Alemania y Brasil, al tiempo que da continuidad a iniciativas ambientales en línea con los bonos verdes emitidos en 2019 y 2020.
 Telefónica emite el primer bono híbrido sostenible del sector de las telecomunicaciones

El día de ayer, 3 den febrero, Telefónica ha cerrado con gran éxito la emisión de su primer bono híbrido sostenible por un importe de 1.000 millones de euros. Con esta iniciativa la compañía se posiciona como la primera en el sector de las telecomunicaciones en realizar este tipo de bonos. En lo que respecta a la emisión del bono, la operación ha tenido muy buena recepción por parte de los inversores internacionales, con una participación de más de 500, lo que ha permitido una demanda máxima superior a los 7.000 millones de euros. Con fecha de rescate dentro de 8,25 años, se ha cerrado con un cupón del 2,376%, el más bajo de todos los híbridos que ha emitido Telefónica en su historia.

Con dicha emisión, Telefónica da un paso más en la integración de la sostenibilidad en la estrategia de negocio, asociando parte de la financiación del negocio también a proyectos y a objetivos de sostenibilidad. De este modo, la empresa muestra una vez más su compromiso con la comunidad inversora y con la sociedad en su conjunto, contribuyendo al bienestar social al tiempo que genera valor para sus accionistas. Esta emisión, además, representa una oportunidad interesante para diversificar y extender la base inversora de la compañía.

Telefónica refuerza así el compromiso iniciado con las emisiones de los denominados bonos verdes, tras dos colocaciones en los últimos dos años. Los fondos del primero de ellos, emitido en enero de 2019 por importe de 1.000 millones de euros, se destinaron a la refinanciación del proceso de migración a la fibra, lo que ha permitido un ahorro de 346 GWh de energía y 93.297 toneladas de CO2 en tres años, equivalente al carbono capturado por más de 1.543.000 árboles. En cuanto al segundo, un bono verde híbrido emitido en 2020 por importe de 500 millones de euros, el informe de seguimiento explica que la compañía ha ahorrado 50 GWh en quince meses, el equivalente a la energía que consumen en un año 14.000 hogares en España, evitando 10.075 toneladas de CO2.

Asimismo, con los fondos obtenidos, Telefónica financiará o refinanciará proyectos con impacto positivo ambiental y social en España, Alemania y/o Brasil, que contribuirán a los ODS 9 (construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación) y ODS 7 (garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos).

Los proyectos sociales se centrarán principalmente en llevar la conexión a las áreas sin servicio o en mejorar el acceso a Internet, desde la red móvil, en zonas rurales. El objetivo es contribuir a disminuir la llamada brecha digital de modo que todas las personas puedan beneficiarse de las ventajas de la conectividad y la digitalización. También se contemplan proyectos para impulsar el emprendimiento, las startups y las pymes a través de programas de Innovación Abierta que favorezcan el desarrollo económico y la creación de empleo. 

Por otro lado, los proyectos ambientales se centrarán en la transformación de la red de cobre por fibra, un 85% más eficiente energéticamente y con menos averías. De este modo, Telefónica refuerza su compromiso frente al cambio climático y avanza hacia el cumplimiento de sus objetivos de descarbonización en 2025: reducir un 90% el consumo de energía por unidad de tráfico (MWh/PB) y tener cero emisiones netas en los cuatro mercados principales de la compañía, yendo así un paso más allá del Acuerdo de París.              

En este contexto, Telefónica ha actualizado su marco de financiación sostenible, ya verificado por Sustainalytics, con el objetivo de ampliar el ámbito de desarrollo a proyectos con impacto social.La compañía ha identificado cinco tipos de iniciativas: eficiencia energética de la infraestructura de red; energía renovable; soluciones digitales para el medioambiente; despliegue de banda ancha en zonas desconectadas; y, por último, apoyo al empleo, el emprendimiento, las iniciativas educativas y el desarrollo de competencias para el crecimiento económico.

               

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top