Avanzando con su estrategia de cuidado del medio ambiente, la compañía se ha unido a la iniciativa global EV100 que reúne a empresas comprometidas con la aceleración de la transición del transporte hacia el uso de vehículos eléctricos. Este anuncio se suma a la nueva meta que la empresa se ha propuesto de reducir en un 30% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en su cadena de valor.
Crece el compromiso medioambiental de Coca-Cola European Partners: sus vehículos serán eléctricos en 2030

Siguiendo con su compromiso con el medioambiente y la sostenibilidad, Coca-Cola European Partners (CCEP) se ha unido a EV100, una iniciativa global que reúne a empresas comprometidas con la aceleración de la transición del transporte hacia el uso de vehículos eléctricos (EVs) y con hacer de la movilidad eléctrica el modo de transporte más habitual en 2030. Con este acuerdo, CCEP se ha comprometido a reemplazar toda su flota por vehículos eléctricos o de muy bajas emisiones en aquellas áreas en las que no sea posible incorporar transportes eléctricos para 2030.

La intención de contribuir a detener la emergencia climática no es nueva para la compañía. CCEP ya cuenta con un 5% de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. En el marco de la iniciativa EV100, CCEP trabajará para que los aproximadamente 8.000 automóviles y furgonetas de su flota de vehículos ligeros (con un peso inferior a 3.5T), así como la mitad de los aproximadamente 700 vehículos pesados de mercancías (con un peso superior a 3.5T-7.5T) que se utilizan en Bélgica y Alemania sean eléctricos o híbridos enchufables.

Esta medida permitirá a la empresa acelerar el trabajo que ya ha llevado a cabo en países como Noruega, Suecia y Alemania, en los que más de la mitad de su flota de ventas ya son vehículos eléctricos o híbridos enchufables. Además, CCEP también facilitará que sus empleados usen este tipo de vehículos a través de la instalación de puntos de carga en los centros de trabajo, lo que permitirá a los empleados recargar los vehículos eléctricos en casa, en el trabajo y en el transcurso de sus desplazamientos.

Las iniciativas tendientes a luchar contra el cambio climático ya son varias en la empresa. Este anuncio se une al reciente lanzamiento del nuevo plan de acción climática de CCEP, que recoge el objetivo de alcanzar la neutralidad en carbono en 2040, así como la nueva meta -basada en criterios científicos- de reducir en un 30% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) en su cadena de valor para 2030.

Las emisiones GEI generadas por la flota de CCEP representan aproximadamente el 17% de las emisiones directas de la compañía. Esta área es, por tanto, una palanca clave para convertir CCEP en una empresa neutra en emisiones. Joe Franses, Vicepresidente de Sostenibilidad de CCEP, ha destacado: “Formar parte de esta iniciativa es otro hito importante en el proceso de transformación de CCEP en una empresa con un modelo de bajas emisiones de carbono. Hemos asumido el compromiso de reducir las emisiones de GEI en toda nuestra cadena de valor en un 30% para 2030 (tomando como referencia los datos de 2019), y el uso de los vehículos eléctricos es crucial para alcanzar nuestra ambición de ser una empresa neutra en emisiones de carbono para 2040. Estamos orgullosos de utilizar nuestra capacidad de llegada para apoyar a EV100 en el impulso de los vehículos eléctricos (EVs) y con convertir la movilidad eléctrica en el modo de transporte más habitual en 2030”.

Por su parte, la directora de EV100, Sandra Roling, ha señalado: “Estamos encantados de que CCEP se una a la iniciativa EV100. Es una empresa reconocida, con una gran presencia en toda Europa, lo que ayudará a hacer del transporte eléctrico la nueva normalidad como parte de su compromiso. Esperamos con ilusión trabajar estrechamente con CCEP”.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top