El objetivo de esta nueva Cátedra será promover la investigación y la innovación en el ámbito de la inversión de impacto, la filantropía empresarial y su medición en nuestro país. Entre sus actividades principales destacan la puesta en marcha de un think tank de conocimiento pionero en España, que será referencia en la inversión de impacto.
La Universidad Pontificia Comillas crea la Cátedra de Impacto Social

En conjunto la Universidad Pontificia Comillas, Open Value Foundation, Fundación Repsol y Management Solutions han puesto en marcha una cátedra de Impacto Social que nace con el objetivo de promover el conocimiento, la investigación y la innovación en torno a la inversión de impacto, la filantropía empresarial y sus métricas, así como la relación entre el crecimiento sostenible de las empresas y su creciente asociación con el impacto social y medioambiental.

Para Carlos Ballesteros, director de la Consultoría Social Empresarial de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (Comillas ICADE), profesor de Comillas ICADE y director de esta Cátedra de Impacto Social, “las secuelas económicas, laborales y sociales de la crisis financiera de 2008 siguen hoy todavía presentes y se han visto agravadas por la actual pandemia del coronavirus y se verán incrementadas a consecuencia del fenómeno del cambio climático. El sector empresarial es cada vez más consciente de su papel clave en la solución de estos problemas; en este sentido, la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) resalta el papel fundamental de la empresa definiendo sus estrategias de negocio a largo plazo, orientándose tanto a la creación de valor económico como de valor social”.

La cátedra, vinculada a la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Pontificia Comillas, además de proporcionar espacios de debate y reflexión, y formación de profesionales especializados, creará un Laboratorio de Impacto Social, un think tank de conocimiento pionero en España. Este Laboratorio reunirá a un grupo de expertos para reflexionar sobre el futuro de la inversión de impacto, la medición de su contribución y sobre los riesgos asociados a la misma, así como para crear un Libro Blanco en la materia.

Un sector económico nuevo

Desde hace aproximadamente 15 años, el término “inversión de impacto” ha experimentado un importante auge. En el ámbito de la filantropía, la llamada “fatiga del donante” se ha traducido en la falta de un progreso claro a nivel macro en determinadas causas a las que han destinado ingentes cantidades de dinero a lo largo de décadas, y ha propiciado una tendencia que promueve la necesidad de conocer y medir claramente el impacto de lo que se invierte, con el fin de poder seleccionar aquellos programas y causas más eficaces y eficientes en el ámbito social.

En lo que se refiere al mundo empresarial, es creciente en los últimos años la toma de conciencia sobre la necesidad de generar valor social de manera complementaria a los resultados financieros, incidiendo en que el impacto social o medioambiental positivo de las inversiones debe ser medible, comunicado de manera transparente y con una gestión adecuada de los riesgos asociados, incluidas sus consecuencias reputacionales.

Para los promotores de la cátedra, que está en permanente contacto con las principales organizaciones de referencia del sector, es necesario contribuir a esta tendencia a través de la reflexión tranquila, la observación crítica, la sistematización y el rigor académico que aporta la universidad.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top