La entidad financiera ha colocado hoy en el mercado 1.000 millones de euros de la emisión inaugural de un bono social COVID-19, la primera de una entidad financiera privada en Europa. Los fondos estarán principalmente destinados a mitigar los severos impactos económicos y sociales causados directa o indirectamente por la pandemia COVID-19.
BBVA coloca 1.000 millones de euros en la primera emisión de un bono social COVID-19

Se trata de un bono de deuda senior preferente emitido en euros con un plazo de cinco años (vencimiento el 4 de junio de 2025), esta emisión se lanza al amparo del marco de emisión de bonos verdes, sociales y sostenibles de BBVA. El cupón es fijo y pagadero anualmente. Los colocadores han sido BBVA, Deutsche Bank, Natixis, Nomura, Société Générale y Unicredit.

El libro ha recibido 298 órdenes de inversores, con más de dos tercios de las órdenes procedentes de inversores con criterios ESG (por sus siglas en inglés, medioambientales, sociales y de gobierno corporativo). Esta emisión forma parte del Compromiso de BBVA 2025 de movilizar 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible, como parte de su estrategia de cambio climático y desarrollo sostenible  para contribuir a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y alineada con el Acuerdo de París sobre el Clima. Este ‘Compromiso 2025’, que ayudará al Banco a alinear su actividad con el escenario de calentamiento global de no más de 2ºC y lograr un equilibrio entre la energía sostenible y las inversiones en combustibles fósiles, está basado en tres líneas de actuación: financiar, gestionar e involucrar.

Asimismo, la emisión de estos bonos sociales, refuerza el liderazgo de la entidad como emisora de bonos ligados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, entidad financiera pionera de los bonos verdes en España y ahora de los bonos sociales COVID-19 en Europa.

Adicionalmente, esta operación permite refinanciar la emisión de deuda senior preferente de 1.000 millones de euros de 2016, que vence en menos de un año (lo que implicaba su pérdida de computabilidad a efectos de MREL).

Esta es la cuarta emisión mayorista de BBVA este año y la primera en formato senior preferente, tras las emisiones de deuda senior no preferente y deuda subordinada Tier 2 del pasado mes de enero y la emisión de deuda senior no preferente en el mercado suizo en febrero.

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top