El coronavirus puede afectarnos a todos y a todas, pero es claro que esta crisis impacta más fuerte a los colectivos más vulnerables: cuidadoras, cajeras de supermercado, repartidores, autónomos, taxistas, etc. Las familias pobres tienen viviendas más pequeñas, trabajos más precarios, salud más frágil y más dificultad para apoyar en la educación de hijos e hijas durante el confinamiento. Desde Oxfam Intermón plantearon una serie de aspectos pendientes ante esta situación, así como propuestas para disminuir la desigualdad.
Propuestas para que el COVID-19 no incremente la desigualdad

La desigualdad es una realidad compleja que golpea a muchos países. Sumado a esta, llega la crisis del coronavirus. Las medidas propuestas por el Gobierno van en la dirección de no dejar a nadie atrás. De todas formas, desde Oxfam Intermon, han propuesto una serie de medidas complementarias para asegurar que ninguna persona queda excluida y el coste de la crisis se reparte de forma aún más equitativa.

En primer lugar, en relación a proteger el empleo, si bien se ha decretado la prohibición de despidos objetivos y aprobación de subsidios para trabajadores temporales, es necesario completar el salario de las personas más vulnerables que vayan a un ERTE y garantizar la prestación de desempleo al 100% de las personas paradas.

En segundo lugar, sobre proteger a los autónomos es necesario que se garantice que ellos no paguen las cuotas mientras dure esta situación. En tercer lugar, sobre la protección de las familias, si bien se ha logrado la suspensión de todos los desahucios hasta seis meses después de la finalización del estado de alarma. Aún queda pendiente exonerar el pago de alquiler para viviendas pertenecientes a la banca y mientras dure la crisis –aunque se hayan concedido créditos en muy buenas condiciones para el pago-; asunción por parte del Estado del pago del alquiler de viviendas de pequeños arrendadores.

En tercer lugar, es muy valorable la prohibición de los despidos temporales de actividades estables y concesión de un subsidio para las empleadas del hogar. Pero aún es necesario obligar a las empresas a contratar a los repartidores falsos autónomos, abonar las cotizaciones de las familias de las empleadas del hogar que vean afectados sus ingresos o de los que hayan contratado para reforzar los cuidados y garantizar la prestación por desempleo de este colectivo y proteger a los migrantes.

Desde Oxfam, realizan una serie de propuestas para la fase de recuperación, afirmando que es de vital importancia lograr salir de la crisis sin incrementar la desigualdad. Por eso, es importante plantear una salida de la crisis que abogue por la equidad. Una salida de la crisis que paguen quienes más tienen para rescatar a quienes menos tienen. Para ello, desde la ONG explican que será esencial:

1. Renta mínima garantizada: Que asegure unos ingresos dignos para todos los hogares, los que estaban en la pobreza severa antes de la crisis y los que puedan caer en ella ahora.
2. Poner la vida en el centro: Es imprescindible aprender de esta situación y poner la vida y los cuidados en el centro de nuestro sistema económico y social.
3. Sistema fiscal progresivo: Para hacerlo de una manera equitativa hay que grabar la riqueza y el capital con la puesta en marcha de un Impuesto a la Banca y la Tasa a las Transacciones Financieras.
4. UE responda de forma unida: España debe empujar para que la UE responda de forma unida y solidaria a la crisis del coronavirus, evitando repetir medidas de austeridad y asegurando que se flexibiliza el déficit.

Salir de la crisis será una tarea de todos y de todas, y para lograrlo nadie puede quedar fuera. 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top