Reducir la materia prima de los envases, que en 2022 el 50% de los envases provenga de material reciclado y, también ese año lograr recuperar el equivalente a todos los envases puestos en el mercado. Así ha resumido Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, los principales objetivos del proyecto Mares Circulares, que acaba de cumplir dos años.
La eco-innovación en Coca-Cola se escribe con 'R': reducir, reciclar y recuperar

Y Carmen Gómez-Acebo, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola European Partners Iberia, ha destacado tres líneas de actuación: lo urgente: intervención y voluntariado; lo importante: sensibilización y formación y hacia el futuro: economía circular y estudios científicos.

Mares Circulares es un proyecto con vocación de continuidad que tiene como principales objetivos buscar soluciones al problema de las basuras marinas impulsando la investigación científica y el apoyo a nuevos modelos económicos sobre la base de la economía circular. Asimismo, persigue fomentar una cultura de reciclaje mediante jornadas de sensibilización y formación entre los ciudadanos y además limpiar residuos de playas, mares y entornos acuáticos en España y Portugal.

Este proyecto, cofinanciado por The Coca-Cola Foundation y con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, crecerá durante 2020 en España y Portugal con objetivos como buscar soluciones conjuntas a la problemática de la basura marina apoyándose en alianzas con todos los grupos de interés y basar los nuevos proyectos en la economía circular.

“Mares Circulares está alineado con nuestra estrategia global ‘World Without Waste’ (‘Un mundo sin residuos’) que en Europa se traslada a “Avanzamos”, y que además contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS 12- producción y consumo responsable-, ODS 14 – vida submarina- y ODS 17 – generación de alianzas para el desarrollo sostenible. En Coca-Cola asumimos nuestro rol de liderazgo para avanzar en primera fila por el camino de la economía circular. Sabemos que aún nos queda mucho por hacer y que no vamos a parar hasta conseguirlo, y también sabemos que no podremos hacerlo solos. Por eso, queremos dar las gracias a todas y cada una de las más de 40.000 personas que, de una u otra forma, han participado en esta edición de Mares Circulares”, ha dicho Ana Gascón.

Y Carmen Gómez-Acebo ha añadido que “Mares Circulares’ es un proyecto integral que nos trasciende gracias a los miles de voluntarios y los más de 400 organismos públicos y privados que lo han hecho posible, más del doble que en la primera edición. Una red de alianzas que nos permitirá, un año más, recorrer España con nuestros objetivos de concienciación y formación en materia de reciclaje, limpieza de residuos e investigación en nuevas soluciones sostenibles en un camino claro hacia la economía circular”.

Uno de los principales pilares de Mares Circulares, además de la limpieza de residuos y la formación e investigación en materia de reciclaje y economía circular, es la importante labor de monitorización y recogida periódica de datos. Una información que sirve posteriormente como fuente para estudios científicos que ayuden a identificar las fuentes de los residuos presentes en los entornos naturales, y así poder buscar soluciones más efectivas a la problemática de las basuras marinas.

En 2019, gracias al apoyo de casi 11.700 voluntarios, se han recogido 313 toneladas de residuos, incluidas 5 toneladas de plástico (PET) que serán reintegradas en la cadena de valor de Coca-Cola o utilizadas para otros proyectos de investigación. Esta labor ha sido llevada a cabo en 100 playas y otros entornos acuáticos de España y Portugal gracias a Asociación Chelonia, Fundación Ecomar y otras ONG locales además de la ONG portuguesa Liga para a Protecção da Natureza (LPN). Asimismo, se han realizado actividades de formación y colaboración en la conservación de 21 reservas marinas y otras áreas protegidas. Y con la colaboración de Asociación de Vertidos Cero y 89 barcos de varias cofradías pesqueras de ambos países, se han recogido residuos directamente del fondo marino, creando así una red transnacional ejemplo en este tipo de prácticas en Europa.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top