A partir de 2020, la compañía tiene previsto eliminar 1.380 toneladas de plástico de los packs de latas del mercado ibérico, que serán sustituidos por cartón con certificado PEFC.
Coca-Cola fabrica una botella reciclando basura marina

Coca-Cola ha presentado hoy su primera botella en el mundo fabricada con plástico reciclado procedente de basura marina recogida en ‘Mares Circulares’, el proyecto más ambicioso de limpieza de costas y fondos marinos que ha puesto en marcha en España y Portugal. Esta innovación demuestra que, algún día, incluso el plástico más degradado del fondo marino podrá ser convertido en nuevas botellas para uso alimentario.  

Gracias al trabajo conjunto llevado a cabo por Ioniqa Technologies, Indorama Ventures, el proyecto ‘Mares Circulares’ y Coca-Cola, se han conseguido fabricar alrededor de 300 botellas utilizando un 25% de plástico reciclado2, procedente de playas y fondos marinos de España y Portugal. Estas botellas son muestra de las innovadoras y revolucionarias técnicas de reciclaje que han permitido convertir un plástico PET muy degradado en materia prima de alta calidad. Son, por tanto, las primeras botellas en el mundo fabricadas con material procedente de plástico marino y aptas para su uso en alimentación y bebidas.   

El anuncio de este importante avance tecnológico se ha realizado hoy en Londres durante una jornada en la que Coca-Cola ha reforzado sus compromisos y anunciado nuevos objetivos en materia de envases para Europa Occidental.

En 2017, Coca-Cola puso en marcha ‘Avanzamos’, su estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental que tiene como principal objetivo, para 2025, recoger y reciclar el equivalente al 100% de las botellas o latas que comercialice, así como que todos sus envases sean 100% reciclables y asegurar que sus botellas de plástico contengan, al menos, un 50% de PET reciclado.

Hoy, Coca-Cola ha actualizado hoy sus objetivos en materia de envases sostenibles en Europa Occidental entre los que destacan:

  • Eliminar el plástico innecesario o difícil de reciclar de su portafolio, a través del aligeramiento de envases y la eliminación de los envases secundarios de plástico (film retráctil y anillas de plástico en los packs de latas y botellas de PET 500 ml). Esto supondrá la eliminación de más de 11.000 toneladas de plástico al año en Europa Occidental (2.600 de ellos en la división ibérica, a partir de 2020). Además, Coca-Cola eliminará este otoño el plástico que actualmente recubre los packs de latas de 200 ml o mini-can, sustituyéndolo por cartón con certificado PEFC -el sistema de certificación forestal más utilizado a nivel mundial que asegura la sostenibilidad forestal-. Esta medida supone la eliminación, a partir de 2020, de 1.380 toneladas de plástico en su cadena de suministro en Iberia.
  • Conseguir que todas sus botellas de plástico sean de material 100% reciclado o procedente de materias primas renovables, evitando con ello el uso de más de 200.000 toneladas de plástico virgen al año en Europa Occidental (20.000 en el mercado ibérico). Además, Coca-Cola en Iberia adelanta su objetivo de que todas sus botellas de plástico estén fabricadas con un 50% de PET reciclado en 2022, tres años antes de lo previsto. Hasta la fecha se han dado ya pasos significativos en este sentido: la marca Honest Té ha cambiado sus envases de plástico a vidrio y, al finalizar el año, sus envases de Honest Coffee contendrán un 100% de PET reciclado. En 2020, será la marca GLACEAU Smartwater la que haga la transición a plástico 100% reciclado.
  • Hacer pública la huella de carbono de todos sus envases con carácter anual, así como informar del desempeño con respecto a sus compromisos y objetivos de manera transparente.

Tim Brett, presidente de The Coca-Cola Company en Europa Occidental, ha afirmado: “Actualmente, demasiados recursos no renovables del mundo son desechados como residuos. Sabemos que necesitamos hacer más para corregir esto. Los objetivos que tenemos y los que nos hemos marcado hoy son ambiciosos, y así debe ser. Los envases tienen una función valiosa, pero siempre deben recogerse, reciclarse y reutilizarse. Nuestro objetivo, trabajando de la mano de nuestros colaboradores, es hacer que el término "plástico de un solo uso" se vuelva obsoleto, consiguiendo que todo nuestro plástico y, por tanto, nuestros envases respondan a los principios de la economía circular".

Un ejemplo de esta transición hacia la economía circular es la botella procedente de basura marina, presentada hoy en Londres. Esta botella ha sido desarrollada como prueba de hasta dónde puede llegar la tecnología. En el corto plazo, estas mejoras en el reciclaje serán llevadas a escala comercial utilizando los canales actuales de reciclaje e incluyendo plástico que previamente no era reciclable o de baja calidad. A partir de 2020, Coca-Cola prevé extender dichos logros en reciclaje a otras botellas de su portafolio.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top