La aseguradora ha reducido un 72% sus emisiones desde 2004, un 39% de sus oficinas son sostenibles y casi el 100% de su consumo es energía verde, según los datos que figuran en su Informe Corporativo Integrado 2017.
DKV celebra 10 años como compañía neutra en carbono

Entre los principios de la política medioambiental y energética de DKV, se pueden destacar algunos como minimizar los impactos ambientales derivados del consumo de recursos naturales, establecer programas de gestión ambiental y energética en línea con objetivos de la Política, difundir la política medioambiental y energética entre todos los grupos de interés, apostar por productos y servicios sostenibles para prevenir la contaminación, colaborar en proyectos de mejora ambiental y energética a través de iniciativas voluntarias, sensibilizar a los empleados en materia medioambiental como parte de la cultura y promover investigación sobre el impacto del medioambiente en la salud de la población. DKV es la primera aseguradora en Europa en trabajar la medición y verificación del coste medioambiental de una póliza.

Por otro lado, según su Plan de Negocio Responsable, su objetivo es ser la compañía “preferida por sus acciones responsables”. Así, entre sus principales prioridades está el fomentar la integridad y su percepción por parte de grupos de interés internos y externos, incrementar la participación de los grupos de interés con la responsabilidad de DKV y desarrollar productos sostenibles y fomentar la innovación abierta. Además, por su actividad y por la relevancia para sus grupos de interés, estos son los 3 Objetivos de Desarrollo Sostenible prioritarios para DKV: el 3 (Salud y bienestar), el 13 (Acción por el clima) y el 17 (Alianzas para lograr los objetivos).

En cuanto a la relación con los empleados, “promueve la integración de los valores empresariales para el desarrollo personal y profesional de los empleados, el bienestar en el entorno laboral, y el compromiso de todos para construir un mundo más saludable”, según el informe. Así, por ejemplo, durante 2017 dedicó casi 750.000 euros a formación. Además, el 97% de los contratos son indefinidos. Con ello, ha conseguido un índice de satisfación de su plantilla del 86%.

En este sentido, sus prioridades para este año incluyen compartir la cultura de la organización e invertir en formación en valores; seguir apostando por el desarrollo personal y profesional; desarrollar un estilo de liderazgo propio y alineado a la estrategia; romocionar el voluntariado corporativo y fomentar la diversidad y, por último ser una empresa saludable y familiarmente responsable. También ha lanzado DKV Emprende, que fomenta el intraemprendimiento, la innovación y la capacitación de los empleados en gestión de proyectos.

Respecto a su aportación a la sociedad, el informe destaca que “en 2017, se ha trabajado para alinear las iniciativas de acción social con el negocio y con lo que la sociedad espera de una empresa de seguros de salud responsable”. Esta aportación se articula en torno a cuatro ejes: prevención de la obesidad infantil; nserción social y laboral de las personas con discapacidad (el 36% de sus empleados tiene alguna discapacidad); envejecimiento activo y saludable y relación entre causas medioambientales y efectos en la salud.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Top