A pesar de que lleva en vigor desde octubre de 2017, seis de cada diez personas que lo han solicitado aún no lo tienen concedido. Además, de los 2.500.000 bonos que el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital había previsto que se hubieran concedido para esta fecha tan solo 440.000 lo han solicitado. Ecodes lo achaca a "a una alarmante desinformación".
Los obstáculos en el camino del bono social eléctrico

"Es llamativo el reducido número de solicitudes que ha habido respecto a las previstas, pero es especialmente preocupante que de los que sí lo han solicitado, menos del 40% dispongan ya de él. El resto han sido rechazados por no cumplir los requisitos o por haber cumplimentado mal la documentación para solicitarlo, o siguen en trámite, algunos cuatro y cinco meses después de haberlo solicitado", afirman en la Fundación Ecología y Desarrollo (Ecodes). 

El que el número de personas que lo ha pedido sea tan bajo, según esta fundación, no se debe a una falta interés por parte de los potenciales beneficiarios, sino a "una alarmante desinformación  y al colapso en la tramitación de las solicitudes por parte del ministerio". Y explica que, según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el 70% de los hogares españoles desconoce si tiene una tarifa de mercado regulado o de mercado libre.

Las dudas y trabas para solicitar este nuevo bono social han sido habituales desde su puesta en marcha. Algunos ejemplos que pone Ecodes son los cambios en los modelos de formularios a rellenar (hasta tres modelos diferentes en seis meses en algunas de las comercializadoras), cambios en la documentación a adjuntar (al comienzo solicitaban adjuntar la declaración de la renta, y tras el colapso que generó en la agencia tributaria dejaron de pedirlo y pasaron a cruzar los datos de forma interna) o la ausencia de un modelo de documento accesible para certificar situaciones especiales (discapacidad, violencia de género o violencia del terrorismo).

No obstante, ante la escasísima recepción de solicitudes, el Ministerio de Energía ha decidido ampliar el plazo de renovación del bono social otros seis meses. Con esta prórroga, los consumidores que actualmente estén acogidos al anterior bono social seguirán disfrutando hasta octubre de un descuento en sus facturas, pero tendrán que presentar la documentación para valorar si pueden acogerse al nuevo bono social según su nivel de renta y circunstancias personales dentro de dicho plazo, y continuar así disfrutando del descuento en sus facturas sin interrupciones.

Para mejorar estas cifras, Ecodes propone una serie de iniciativas, entre ellas, que las comercializadoras faciliten la tramitación de las solicitudes de bono social de forma presencial en sus oficinas, que haya un formulario común donde se destaque de forma más visual los apartados que deben rellenar para facilitar la cumplimentación por parte de los potenciales beneficiarios, incluir las causas de forma precisa, y las vías de contacto para la reclamación en caso de que se deniegue y, por supuesto, que la administración pública mejore la difusión del mismo para que realmente llegue a todos los potenciales beneficiarios.

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital explica, en su página web, los requisitos, dónde se materializa y cómo solicitarlo

Síguenos

Top