La vinculación del propósito a uno o más de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible permite a las empresas expresar claramente su impacto positivo en la sociedad, de una forma universalmente reconocida
RSE.- Solo 9 de las empresas del IBEX35 tienen definido un propósito orientado a alguno de los ODS

La consultora Deloitte ha presentado ‘2030 Purpose: Good Business and a Better Future’, un informe que pone de manifiesto que la involucración de las compañías españolas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) todavía es limitada, ya que solo 9 de las empresas del IBEX 35 ha definido un propósito que esté orientado o que incorpore claramente alguno de estos ODS. Este dato revela la oportunidad que se presenta para fortalecer los propósitos de las organizaciones empresariales y para mejorar la involucración real de las empresas españolas en la Agenda 2030. 

El informe tiene como objetivo evaluar la vinculación del propósito de las grandes compañías cotizadas con el desarrollo sostenible y con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como analizar su nivel de integración en la estrategia de la empresa y con su modelo de negocio. 

Durante la presentación ha intervenido Angel Pes, Subdirector General de Representación Institucional del Pacto Mundial y Sostenibilidad de CaixaBank y Presidente de la Red Española del Pacto Mundial, quien ha subrayado que los "ODS van de hacer más con menos". Asimismo, ha destacado la importancia para las compañías de alinear su estrategia con los ODS al mismo tiempo que avanzan en la digitalización, la descarbonización y los nuevos modelos de negocio basado en el "compartir más que en el poseer".

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un conjunto de medidas, contenidas en la Agenda 2030 aprobada por Naciones Unidas, en materia de derechos humanos, educación, respeto al medio ambiente y lucha contra la corrupción.

Helena Redondo, socia de Gobierno Corporativo y Sostenibilidad de Deloitte, y Teodoro Gómez Vecino, socio de Monitor Deloitte, señalan que “las empresas tienen un papel crítico, contribuyendo al desarrollo económico, proporcionando productos y servicios e influyendo en la reducción de las desigualdades y en el progreso de la sociedad en su conjunto. Esta contribución social, además de necesaria, es positiva para la reputación de las empresas, beneficiosa en términos económicos y facilita su sostenibilidad y resiliencia”. 

El Propósito 2030 que analiza este informe describe el vínculo entre la razón por la que existe una empresa y un objetivo social, medioambiental o económico más amplio, y establece una conexión con la Agenda 2030 para un Desarrollo Sostenible.

Según ‘2030 Purpose: Good Business and a Better Future’, la adopción por parte de las empresas de un propósito comienza a ser entendido como una manera adicional de posicionarse y diferenciarse respecto a los competidores. Así, las empresas del IBEX 35 están evolucionando su “razón de ser” desde una perspectiva tradicional de ‘Visión y Misión’ hacia una de Propósito 2030.

El análisis efectuado por Deloitte de las empresas cotizadas revela que, hasta 2016, solo nueve compañías españolas del IBEX 35 tenían definido un propósito 2030, con diferentes grados de solidez. Por otro lado, hay otro grupo de cotizadas que ha fijado un propósito que sintetiza su aspiración pero que no está orientado específicamente a un objetivo de desarrollo sostenible.

Comparativamente, en Reino Unido aproximadamente una quinta parte del top-150 de empresas cotizadas en el FTSE tiene un propósito claro y dos quintas partes del top-150 ha realizado una definición, aunque no la ha vinculado al desarrollo sostenible. 

Según el informe de Deloitte, el 40% de las grandes empresas españolas cotizadas ya contemplan los ODS en sus Informes de Sostenibilidad y sus páginas web, pero solo un 20% tiene sistemas de medición para medir su contribución a la consecución de los ODS.

Esta cifra es de esperar que siga creciendo, considerando el enorme efecto positivo que la integración y cumplimiento de los ODS ha demostrado tener, no solo para la sociedad, sino también en el éxito empresarial a largo plazo.

A continuación de la presentación del informe, se ha realizado un mesa redonda con Toni Ballabriga. Director global de Negocio Responsable en BBVA, Cristina del Moral. Gerente de Responsabilidad Corporativa de FERROVIAL, Fernando Riaño. Director de Responsabilidad Social Corporativa, Comunicación y Relaciones Institucionales de ILUNION, Arantza Hernanz. Subdirectora de Estrategia y Control de la Dirección de Sostenibilidad de REPSOL y María José Gálvez Cardona. Directora de Sostenibilidad de BANKIA.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top