Mariano Rajoy y todo su equipo suspenden en la lucha contra la corrupción, esto es lo que piensan gran parte de los ciudadanos españoles según refleja un reciente estudio de Transparencia Internacional
Los españoles consideran que la actitud del Gobierno para combatir la corrupción es deficiente

La ONG Transparencia Internacional ha dado a conocer el Barómetro Global de la Corrupción 2017, el cual integra los cinco Barómetros regionales sobre la corrupción que esta organización ha realizado en estos dos últimos años, reuniendo un amplio conjunto de datos de 119 países, de los cinco continentes, sobre muy diversos aspectos relativos a la corrupción y la visión que sobre la misma tienen la sociedad y los ciudadanos de dichos países.

Un estudio que reúne así los datos relativos a los informes de las siguientes regiones del mundo: África subsahariana (2015), Oriente Medio y Norte de África (2016), Europa y Asia Central, que incluye a España (2016), Asía y Pacífico (2017) y América (2017).

A través de las diversas valoraciones de este Barómetro Global 2017 se obtiene una radiografía mundial de aspectos muy diversos relacionados con la visión y la experiencia ciudadana respecto a la corrupción, la implicación de los respectivos gobernantes frente a este importante problema, el nivel de sobornos existente en cada país, etc.

Según Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, los resultados de este Barómetro Global 2017 muestran que: “En España, en comparación con la situación mundial, y sobre todo con los países de nuestro entorno, hay una especial preocupación de los ciudadanos por la corrupción, y hay todavía un largo camino por recorrer en la lucha contra la misma, y eso pasa por una actitud más firme y coordinada de nuestros Partidos políticos para combatir esta lacra social, y por un urgente acuerdo o Pacto de Estado contra la corrupción; ello aparte de que las instituciones públicas asuman en mayor medida el cumplimiento de la normativa legal sobre transparencia”.

Si se analiza en este Barómetro Global de la Corrupción (2017) la situación de España en relación con el conjunto de los 119 países que integran el presente Informe, cabe señalar las siguientes conclusiones:

- En cuanto a la evolución del nivel de corrupción existente en nuestro país, España ocupa una posición intermedia en relación con el conjunto de países evaluados, si bien es muy clara la diferencia entre el 47% de los ciudadanos que opina que la corrupción ha aumentado de forma clara (54% a nivel internacional), y solo el 15% de los ciudadanos que opinan que ha disminuido claramente (17% a nivel mundial).

- Sobre el nivel en el que las diferentes instituciones están más o menos envueltas en corrupción, los resultados de España frente a la media de los 119 países evaluados son claramente desfavorables en relación, por ejemplo con instituciones como el Gobierno, o como los miembros de los Parlamentos. No ocurre así con la opinión de los españoles respecto al nivel de corrupción existente en instituciones como la Policía, los Jueces o los organismos relacionados con el control tributario, en los que el nivel de corrupción percibido es bastante más bajo que la media global de los citados 119 países.

- Por otra parte, en cuanto al porcentaje de la población que ha pagado sobornos en el último año, España está en un nivel claramente mejor que la media mundial, dado que en nuestro país el nivel de pago de sobornos es relativamente bajo, de entre un 2% y un 3% de la población.

- En lo que respecta a la opinión de los ciudadanos sobre la actitud del Gobierno español en contra de la corrupción, el porcentaje de los que opinan que es deficiente o claramente mejorable es muy superior a la media colectiva de los 119 países evaluados, ya que en España alcanza el 80% y en el conjunto de países del mundo se sitúa en el 56%.

- En cuanto a si los ciudadanos normales pueden influir en la lucha contra la corrupción, la respuesta de nuestros ciudadanos hace que España ocupe un puesto bastante alto dentro del conjunto mundial, dado que de forma clara un 72% opina afirmativamente, siendo un 54% la media internacional.

- En lo que respecta a la opinión de que en la sociedad es aceptable en general que los ciudadanos denuncien casos de corrupción, la situación en España es algo mejor que la media internacional, con un 59% afirmativo, siendo la media mundial del 49%.

- En cuanto al eventual conocimiento por los ciudadanos de un acto de corrupción y si se sentirían personalmente obligados a informar sobre ello, la respuesta afirmativa de los ciudadanos españoles es muy alta en relación con la media mundial, ya que un 92% de los ciudadanos estarían dispuestos y se sienten obligados a denunciar un caso de corrupción conocido, siendo 59% la media de los 119 países evaluados.

- Y en lo relacionado con la posibilidad de que un ciudadano informase de un caso de corrupción incluso si tuviera que gastar un día en el juzgado para aportar testimonio, en España los ciudadanos muestran una puntuación muy alta, el 87%, en relación con la media mundial que se queda en un 49%.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top