La mayoría de los españoles, concretamente un 73%, duerme con el smartphone encendido y es lo primero que consulta al levantarse y acostarse. Dentro de unos meses se abrirá el primer centro en España para tratar la adicción a la tecnología. Un estudio de Movistar revela cómo de importante es y la falta que hace la educación y conocimiento profundo de las redes para sacar partido a Internet sin riesgos
España necesita educación en el uso responsable de la tecnología

El 62% de los españoles confiesa que consigue aislarse e ignorar todo lo que hay a su alrededor, incluso en reuniones o fiestas, cuando consulta su smartphone. Es el llamado phubbing, una de las tendencias que las redes sociales han puesto de moda y que consiste en prestar más atención al móvil que a las personas del entorno. Es una de las conclusiones de 10 Epic Fails , un estudio realizado por la empresa de estudios de mercado SONDEA para Dialogando, a partir encuestas a personas de entre 14 y 64 años. 

La investigación certifica también que los insultos y los bulos en las redes, el excesivo control de los amigos y las parejas, el uso abusivo del móvil, y los descuidos en privacidad y seguridad son una realidad hoy en día. Dialogando, el portal de uso responsable de la tecnología de Movistar, ha querido poner sobre la mesa estos Epic Fails para sensibilizar tanto a sus clientes como a la sociedad de la necesidad de mejorar nuestros hábitos digitales. 

Internet y las Relaciones Personales

El 20% de los españoles dice haber recibido insultos en redes sociales –Facebook, Twitter o Instagram- y el 13% confiesa haber acosado alguna vez a alguien a través de su perfil, según el estudio.

El auge de las redes sociales y la falta de conocimiento de muchos de sus aspectos fomentan este tipo de prácticas que repercuten negativamente en la forma de relacionarnos con nuestro entorno, como lo demuestra el hecho de que un 40% de los jóvenes de entre 14 y 24 años se ha sentido controlado en algún momento por su pareja, amigos, o familiares, mientras que el 45% de los españoles admite haber controlado en exceso a sus más allegados. Por miedo a perderse el último cotilleo o evento pueden manipular el móvil mientras caminan por la calle o conducen, lo que ya representa una de las causas más frecuentes de accidentes de tráfico.

Las peleas online perjudican a una de cada cuatro personas en nuestro país, afectando directamente a sus relaciones en la vida real como lo demuestra el hecho de que el 27% de los encuestados confirma haber discutido o dejado de hablar a un amigo, familiar o pareja por algún comentario desafortunado en redes sociales. 

epic fails

El uso de Internet y la Ciberseguridad 

La educación y el conocimiento de las nuevas tecnologías vuelven a ser esenciales a la hora de protegerse contra distintos ataques, pues los hackers buscan en estas plataformas datos útiles para realizar estafas y suplantar identidades. El estudio constata que el 43% de los usuarios de redes sociales comparte información muy personal, vídeos y fotos que pueden ser utilizados por otras personas. 

Muchas de las aplicaciones utilizadas a diario invitan a leer y aceptar los “Términos y Condiciones Legales”, pero el 80% de los españoles por pereza o exceso de confianza las aceptan sin leerlas, permitiendo que terceros accedan a sus datos personales. Igualmente, el 52% no cambia su contraseña regularmente y utiliza la misma para acceder a distintas aplicaciones, lo que facilita la entrada de hackers a sus cuentas.  

De la misma forma, el 48% de los españoles usa ordenadores y páginas webs no seguras que recuerdan automáticamente al usuario su propia contraseña dejando la puerta abierta a quien quiera hackear el llavero de contraseñas y robar sus datos. A esto hay que sumar el hecho de que el 53% no tiene antivirus instalado, otra razón más para que hackers, spam, troyanos y otros virus pueden usar datos y cuentas bancarias y/o dañar el funcionamiento de sus dispositivos conectados. 

Bulos en cadena y fake news  

A pesar de que poco a poco cada vez somos más conscientes de que muchas veces no todo lo que se dice en Internet es real, todavía el 22% de la población de entre 45 y 55 años envía mensajes en cadena con contenido de dudosa procedencia a través de sus redes sociales y mensajería instantánea. Muchos de estos mensajes terminan resultando ser noticias falsas y/o alarmistas y causando el consiguiente daño a personas e instituciones.  

 

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Síguenos

Empleo RSE

Alcampo - Madrid

Ernst & Young - Madrid

Empresa del sector alimentación - Madrid

Nestlé - Barcelona

Top