Un documento, elaborado por una auditora independiente y alineado con los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos de la ONU, que informa de los principales riesgos para los derechos humanos (DDHH) dentro de la cadena de valor de The Coca-Cola Company y explica el proceso para identificarlos y cómo responder a ellos, además de compartir los avances más destacados
RSE.- The Coca-Cola Company publica su primer informe de desempeño en DDHH

The Coca-Cola Company viene estableciendo desde hace años un marco de trabajo concreto como base para desarrollar programas y políticasen todo el mundo que eviten impactos negativos en los derechos humanos y laborales como resultado de las acciones empresariales, no solo de la compañía, sino también de sus socios embotelladores y proveedores. Ahora The Coca-Cola Company ha dado un paso más en este sentido y publica su  primer informe de desempeño en derechos humanos.

La compañía de refrescos ha hablado con el director de Global Workplace Rights en The Coca-Cola Company, Brent Wilton, sobre este documento y su alcance, que complementa el Informe de Sostenibilidad (RSE/RSC) publicado recientemente. Así pues, enumeran públicamente y analizan los 13 principales riesgos para los derechos humanos asociados a la actividad empresarial de The Coca-ColaCompany y sus relaciones comerciales. Estos tienen que ver con la seguridad y la salud de los trabajadores, la igualdad, el trabajo infantil, los trabajos forzosos, los derechos sobre la tierra y el derecho a la privacidad, entre otros. 

En este primer informe, The Coca-Cola Company ha identificado que las áreas que requieren una mayor atención son: subsanar el impacto negativo en trabajadores de la cadena de suministro; la protección de los defensores de los derechos humanos; la necesidad de una mayor precisión en la recopilación de datos; y la integración de los Principios Rectores de las Naciones Unidas en la cadena de suministro.

"Este nuevo documento ofrece una visión más completa de nuestro compromiso con los derechos humanos (DDHH) y de nuestro impacto en las personas y en las comunidades de los territorios en los que estamos presentes", subraya Wilton.

La licencia social para operar de una compañía depende de la capacidad para identificar, prevenir y mitigar las consecuencias adversas de sus actividades y relaciones comerciales. Por ello, el director de Global Workplace Rights del la compañía indica que seguirán monitorizando y actualizando sus políticas de derechos humanos todo lo que sea necesario.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top