Vivimos en la sociedad de la información, de la información masiva y en la que se prevé en los próximos años que gran parte de ella sea generada y transmitida entre máquinas, que se comuniquen entre ellas sin intervención directa de los seres humanos (machine learning)
Integrando la sostenibilidad en el business intelligence

Ante este contexto, la cantidad de datos que hay está creciendo a un ritmo que está desbordando tanto a las máquinas y sistemas encargados de su gestión, como a nuestra propia imaginación.

El business intelligence (inteligencia de negocio) está transformando la forma en la que las empresas toman sus decisiones y gestionan todas las variables que componen su negocio, incluyendo cada vez más aspectos sociales, ambientales y de gobernanza (ESG) en sus sistemas de gestión y la toma de decisiones.

El BI (Business Intelligence) podría definirse como la “habilidad que permite transformar los datos en información y la información en conocimiento, con el objetivo de optimizar los procesos de toma de decisiones en la empresa”. El BI no necesita del Big Data como punto de partida, ya que pueden darse casos en los que la cantidad de datos disponible no suponga un volumen lo bastante elevado como para considerarse Big Data pero que se utilicen métodos de BI para su gestión.

Cuanto más voy aprendiendo sobre business intelligence-big data y sostenibilidad me percato de la complementariedad y pienso en cómo han surgido, salvando las distancias, de forma más o menos similar.

La sostenibilidad hizo a las empresas (y a la sociedad) comprender y valorar una serie de impactos que antes no se tenían en cuenta, que estaban ahí pero que no se consideraban ni se reflejaban en las cuentas de resultados de las empresas ni, al menos visiblemente, en su desempeño. Con el avance de su estudio y desarrollo se fue viendo cómo realmente repercutían en su valor y tenían estrechos vínculos con su desempeño, evolución y percepción por parte de sus grupos de interés .Y, por tanto, de las acciones que éstos tomaban.

El business intelligence ha ido ganando presencia a medida que los sistemas de computación han avanzado y se han ido progresivamente implementando en las compañías las bases de datos que recogiesen información tanto sobre sus actividades como las de sus colaboradores (clientes, proveedores, etc.) Parafraseando un famoso anuncio de neumáticos “la potencial sin control no sirve de nada” en esta sociedad de la información “los datos sin gestión no sirven de nada”.

Dentro de la sostenibilidad podríamos definir dos marcos, un marco de mínimos en el cuál los sistemas de cumplimiento están ganando presencia en las compañías para asegurar que tanto ella como sus empleados cumplen con las exigencias legales y requisitos internos de la compañía (ej: detección de flujos de caja que se salgan de los parámetros habituales, etc.) si bien es posible que en este ámbito se incluyan temas relacionados con la privacidad que serán tratados en otro artículo.

El otro marco es el de máximos, donde “el cielo es el límite” para que las compañías mejoren su toma de decisiones y su gestión, integrando aspectos de sostenibilidad en él. Por ejemplo pueden ser capaces de controlar sus emisiones en tiempo real para detectar posibles problemas de forma instantánea que las permitan minimizar los daños ambientales. Otro ejemplo sería en caso de que se produzca un repentino repunte de noticias en internet negativas sobre una compañía. En este caso la gestión eficaz y rápida de la información podría ayudar a la compañía a dar una respuesta rápida ante esa situación y gestionar la crisis de forma adecuada.

Para que las compañías sean más inteligentes y puedan sobrevivir en un contexto económico, social, ambiental y ético , cada vez más exigente, deberán integrar estos aspectos en su inteligencia de negocio. El margen de mejora es tan grande como la capacidad para generar oportunidades de negocio en una sociedad que, en este siglo XXI, debe aspirar a ser, de una vez por todas, sostenible. 

¿Te ha gustado el artículo?

4 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top