El Corporate Leaders Group on Climate Change, está impulsado por Carlos de Inglaterra, Príncipe de Gales, y agrupa a 23 multinacionales entre las que figuran algunas como Acciona, Unilever, Cocal-Cola, Ferrovial, Philips o Tesco
RSE.- Líderes empresariales piden a los ministros del G20 un precio fuerte para el CO2

El Corporate Leaders Group y otras nueve organizaciones empresariales internacionales, envía una carta solicitando a los Ministros de Economía y Finanzas del G20, que impulsen un marco legal, fiscal y financiero propicio para favorecer una economía baja en carbono.

Para ello, los líderes empresariales han resaltado la importancia de que se avance hacia la fijación de un precio fuerte para el CO2 y la eliminación de los “subsidios perversos como los de los combustibles fósiles”.

El Corporate Leaders Group ha manifestado a los Ministros de Economía y Finanzas del G20 la necesidad de que el acuerdo que se alcance en la  COP21, fije objetivos a largo plazo para reducir las emisiones globales encaminados a lograr cero emisiones netas antes de finales de siglo,  establezca medidas para revisar cada cinco años los compromisos nacionales de reducción de emisiones y cree mecanismos de control claros que permitan que los compromisos de los países sean comparables y fiables.

El Corporate Leaders Group on Climate Change, impulsada por Carlos de Inglaterra, Príncipe de Gales, agrupa a 23 multinacionales –entre las que figuran Acciona, Unilever, Cocal-Cola, Ferrovial, Philips o Tesco- que comparten la convicción de que hay una necesidad urgente de desarrollar nuevas políticas, con planteamientos a largo plazo, para combatir el cambio climático.

 Además del Corporate Leaders Group, han apoyado esta carta diez organizaciones empresariales internacionales (We Mean Business partners BSR, Ceres, CDP, The B Team, The Climate Group, World Business Council for Sustainable Development, Japan Climate Leaders Partnership; Brazilian Business Organisations ECP yCEBDS).

En la misiva, los líderes empresariales han puesto en valor los avances significativos realizados por la comunidad empresarial para invertir en tecnologías y modelos de negocio con menores emisiones de CO2, destacando como ejemplo paradigmático, que la inversión mundial en energías limpias ha alcanzado los 27.000 millones dólares el año pasado. Sin embargo, han resaltado  que para  mantener este crecimiento, los nuevos puestos de trabajo y las inversiones que conllevan, se precisan “políticas nacionales eficaces encaminadas a una economía fuerte de bajo carbono que aseguren una adaptación a los impactos del cambio climático”.

En este sentido, los firmantes apuntan la importancia de crear un entorno fiscal adecuado para lograr la transición a una economía baja en carbono, para lo que es necesario incluir compromisos y plazos claros para conseguir un precio fuerte del carbono y la eliminación de subsidios perversos como los de los combustibles fósiles, así como la orientación de la política financiera nacional para apoyar a los objetivos de cambio climático.

Igualmente, los líderes empresariales han solicitado a los Ministros de Finanzas que garanticen los flujos de financiación pública para combatir el cambio climático, reduciendo así el riesgo de las inversiones en las industrias e infraestructuras del futuro. Un apoyo institucional, que, según los firmantes de la misiva, atraerá a los flujos de capital privado.

Philippe Joubert, Presidente del Corporate Leaders Group  y ex presidente de Alstom Power, recalcó que “es vital un liderazgo fuerte de los ministros de Finanzas para  poner en práctica  políticas nacionales eficaces para lograr que prospere una economía baja en carbono".

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top