Manejo sostenible de los bosques, una fórmula para impulsar el desarrollo en la España vaciada

Reconducir el modelo forestal de España hacia un modelo social y medioambientalmente responsable, generando riqueza y empleo en zonas rurales afectadas por el fenómeno de la España vaciada, son cuestiones que requieren de una solución efectiva y duradera.

Para ello, y como ejemplo claro, tenemos el convencimiento de que estudiando detalladamente la madera producida en ciertas regiones de España es posible optimizar la explotación de este producto en concreto que tiene una muy alta calidad y que no aprovecha adecuadamente su potencial al ser usada para hacer productos de soporte como pallets. Esta madera debe ser evaluada a través de procesos tecnológicos innovadores y así determinar si la misma puede ser utilizada en áreas como la construcción o en otras aplicaciones de mayor valor agregado.

Por supuesto, es imprescindible buscar que los diferentes proyectos que se realizan en aras de un manejo sostenible de los bosques, tengan un efecto positivo para las comunidades locales. En concreto, impulsar el desarrollo en la España vaciada. Esto se puede llevar a cabo en numerosas zonas del país, pero lo ideal es que sean áreas muy poco pobladas, creando de esta forma puestos de empleo cualificados que puedan atraer a nuevas personas a estos territorios. Concretamente es el caso de los Montes Universales situados entre la comarca aragonesa de Sierra de Albarracín (Teruel) y la cabecera del Parque Nacional del Alto Tajo entre Guadalajara y Cuenca. Estas son zonas de gran valor donde es preciso hacer esfuerzos para  generar más trabajo, pagar salarios dignos y potenciar un adecuado manejo forestal y una gestión sostenible de los montes.

Promover una explotación racional de esos montes para ampliar el acceso a esta madera de alta calidad es un paso adelante para desarrollar la economía local, dándole nuevos usos y desarrollando un comercio justo donde los/las trabajadores/as tengan un beneficio amplio.

Cabe destacar que se ha corroborado la excelente calidad de la madera de esta zona, a través de varios estudios, donde se determina el uso potencial de las tablas producidas, ya sea como madera estructural, estética, carpintería, mueble u otro, permitiendo identificar perfectamente el potencial de los bosques estudiados para los diferentes usos determinados en el proyecto. A partir de estas investigaciones, es posible optimizar esta explotación consiguiendo productos de mayor calidad y valor añadido que pallets y artículos de soporte.

En concreto, todas estas acciones se están llevando a cabo gracias a la iniciativa GO PRORURAL, proyecto liderado por la Fundación COPADE y que cuenta con la participación de los Ayuntamientos de Orea y Orihuela del Tremedal, Azentúa, Leroy Merlin, FSC® España y el Centro de Estudios Forestales (Cesefor).

Una de las innovaciones más destacadas es la implantación de un sistema de trazabilidad y garantías para que la persona consumidora pueda saber exactamente de dónde ha salido el producto que compra mediante un sistema de blockchain que le permitirá conocer el origen sostenible de la madera, información de su impacto social y otras certificaciones como FSC® y Madera Justa, la medición de la Huella Social y cómo contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. 

Entre las metas de la iniciativa también se encuentra la sostenibilidad y una de nuestras mayores preocupaciones en época estival es el riesgo de incendios. Y es que este proyecto apuesta principalmente por la recuperación de la gestión de los bosques, ya que ello nos permitirá generar espacios más resilientes. A la vez, serán productores de recursos sostenibles a través de su gestión óptima y los tratamientos silvícolas adecuados, rejuveneciendo de una forma ordenada y funcional los bosques, lo que nos permitirá conservarlos de cara al futuro.

El proyecto es financiado al 80% por el Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), gestionado por la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (DGDRIFA) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Montante total de la ayuda: 565.239,57€.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top