Los inversores pueden influir haciendo uso de su derecho de voto. En abrdn reconocemos la responsabilidad que tenemos a la hora de votar sobre los acuerdos de las empresas en las que invertimos y es algo que nos tomamos muy en serio. No es de extrañar que los acuerdos adoptados en materia medioambiental y social estén creciendo, y que el cambio climático y las prácticas laborales estén a la cabeza. El año pasado, votamos en unos 280 de estos acuerdos, apoyando el 49%, votando en contra del 50% y absteniéndonos en el 1%. En general, apoyamos los acuerdos relacionados con el clima, la diversidad y la inclusión. Sin embargo, es crucial que estos tengan sentido e impulsen mejoras reales en las empresas. Si no cumplen estas normas, no nos da vergüenza votar en contra.
Cómo utilizar el poder del voto para marcar la diferencia

Cambio climático

Esperamos que las empresas en las que invertimos demuestren claramente cómo están avanzando hacia los objetivos y metas alineados con el Acuerdo de París, y queremos ver pruebas de esta evolución.

Desde el año pasado, votamos en contra del presidente del comité de auditoría si consideramos que una empresa podría hacer mucho más para mejorar su actuación contra el cambio climático. Si esa persona no se presenta a las elecciones, votaremos en contra del informe y las cuentas anuales. Este enfoque subraya la importancia que concedemos a la divulgación y la acción en materia de clima, y demuestra que estamos dispuestos a intensificar nuestras acciones para animar a los directivos a asumir su responsabilidad personal.  Por ejemplo, nuestros análisis internos apuntaban a que Berkshire Hathaway, la empresa de inversiones dirigida por el famoso inversor Warren Buffet, estaba rezagada en materia medioambiental. Para ponerlo de manifiesto y fomentar la acción, votamos en contra de la reelección del presidente del comité de gobernanza.

Tal vez no resulte sorprendente que las empresas de los sectores de los servicios públicos, los bancos y el petróleo y el gas sean las que se tienen que enfrentar a más acuerdos sobre sus planes para mitigar el cambio climático. En Estados Unidos, los acuerdos relacionados con los grupos que ejercen presión y las contribuciones políticas de las empresas son también temas importantes, mientras que en Japón la energía nuclear es un tema habitual. En la Junta General de Accionistas de Exxon Mobil, votamos a favor de la elección de nuevos directores "disidentes", que están comprometidos con que se aceleren los planes de transición energética en esta multinacional del petróleo y el gas, y nos alegramos de que se nombraran tres de estos directores. Votamos a favor de un acuerdo, que fue aprobado, que solicitaba a la empresa que informara sobre sus actividades de lobby relacionadas con el clima.

Prácticas laborales

En 2021 aumentaron los acuerdos sobre prácticas de empleo. Uno de los temas clave fueron las auditorías de equidad racial, de las que apoyamos el 90%; apoyamos todas las presentadas en bancos y otras empresas de servicios financieros, ya que estas empresas, en particular, necesitan examinar y mejorar su diversidad.

Hemos votado a favor del 70% de los acuerdos que piden a las empresas que informen sobre cómo evalúan y gestionan sus riesgos en materia de derechos humanos. Nuestra posición aquí es clara, esperamos que las empresas demuestren cómo llevan a cabo la diligencia debida en materia de derechos humanos en sus productos y prácticas. Exigimos que las compañías estén seguras de que sus productos y servicios no vulneran los derechos humanos. El aumento de las tecnologías de vigilancia electrónica y el software de reconocimiento facial son motivo de creciente preocupación.

Un acuerdo de los accionistas propuso que Amazon informara sobre los posibles impactos en los derechos humanos de su producto de reconocimiento facial Rekognition. Votamos a favor del acuerdo -que no fue aprobado- porque la empresa probablemente se beneficiaría de un informe independiente sobre cómo su proceso de diligencia debida determina si el uso de sus productos o servicios por parte de los clientes contribuye a las violaciones de los derechos humanos.  La decisión de imponer una moratoria de un año al uso del producto Rekognition en los departamentos de policía indica que reconoce los riesgos potenciales asociados a sus tecnologías.

Diversidad e inclusión

Como gestor global de activos, reconocemos la importancia de tener en cuenta las diferencias regionales. Queremos ver una mayor diversidad e inclusión en los consejos de administración de las empresas porque creemos que aquellas que progresan en este sentido están mejor posicionadas para la sostenibilidad y el rendimiento a largo plazo. Cuando no cumplen nuestras expectativas, generalmente votamos en contra del presidente del comité de nombramientos o del informe anual y las cuentas. Sin embargo, aceptamos que los distintos países y regiones progresan a diferentes velocidades y lo tenemos en cuenta.[1]

Los inversores activos, al utilizar la voz y el poder de voto que nos otorgan nuestros clientes, pueden comprometerse con las empresas para dar forma, sin duda, a su futuro. Hemos podido comprobarlo de primera mano. Un acuerdo radical que hoy sólo consigue un puñado de votos es posiblemente la nueva y audaz dirección del mañana que conseguirá el apoyo de todo el mundo. Estamos orgullosos de desempeñar nuestro papel en la transformación que los accionistas están llevando a la sala de juntas. 

 

[1] Nuestras diferencias regionales se resumen aquí brevemente:
Australia. Esperamos una composición de los consejos de administración de un 40% de hombres, un 40% de mujeres y un 20% de cualquier género.
Europa. Nos hemos centrado en cinco países, basándonos en la exposición y en los que creemos que podemos impulsar mejor el cambio, pidiendo a las empresas que mejoren la diversidad de los cargos ejecutivos.
Alemania. Esperamos que las empresas tengan al menos una mujer en su consejo de administración.
Reino Unido. Nuestras expectativas están en línea con las recomendaciones de las revisiones de Hampton-Alexander y Parker.
EE.UU. Esperamos un 25% de representación femenina en los consejos de administración (que aumentará al 30% en 2023) y un director de diversidad racial o étnica.

¡Comparte este contenido en redes!

Síguenos

Síguenos en Twitter Síguenos en Facebook
Top