No puedo decir que conocía a Jordi. Nunca llegamos a tomar esa caña pendiente, a ponernos cara, a darnos un abrazo. Pero eso no influye nada en el profundo sentimiento de pérdida que me acompaña desde que me enteré de su muerte por un tuit de Alberto Andreu.
Cosas que no puedo decir de Jordi Jaumà

Asomé con timidez a Diario Responsable hace diez años. Jordi fue la primera persona que me publicó recién llegado a Madrid. Nunca me preguntó quién era, ni mi trayectoria ni mi titulación. "Solo me interesa si el tema es bueno, y lo es, así que escribe". Su heterodoxia acogió mis escritos sobre rugby, la antigua Grecia, Alex Ferguson e incluso un soneto sobre la Responsabilidad Social ¡un soneto!

No puedo decir que fuera mi amigo. No, realmente no puedo.

Pero sí puedo decir que su recuerdo irá conmigo como un ejemplo de valor y empeño. Y si ese efecto tiene en mí, que no puedo decir casi nada, imagino el inmenso dolor de todos aquellos que sí pueden decir con orgullo que fue su amigo, su confidente o su compañero.

A todos, familia y amigos, mis condolencias y mi cariño sincero.

DEP Jordi Jaumà Bru.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top