Publicado el
Las mujeres acostumbramos a tener reuniones de networking, en las que nos contamos entre nosotras las dificultades que nos encontramos a lo largo de nuestra trayectoria profesional. A esas reuniones, pocas veces acude algún hombre. Todas en mayor o menor medida, coincidimos en la problemática, pero solucionarla, no depende exclusivamente de nosotras.

Nos hemos incorporado a un mundo laboral adecuado a la manera de trabajar y a los horarios de los hombres que no coinciden con los nuestros, lo que supone un gran esfuerzo para nosotras. No sólo tenemos que ser competentes en nuestro trabajo, sino que nos debemos adaptar a un mundo que en determinados momentos de nuestra vida no lo podemos compatibilizar con nuestra realidad familiar, lo que provoca que muchas de nosotras renunciemos a nuestra promoción profesional.

Hoy cuando celebramos el día internacional de la mujer creo que es importante decirles a los hombres la problemática con la que nos encontramos, ya que pocos son conocedores de ella. A todos los padres, hermanos, maridos, parejas, amigos, CEOS, compañeros de trabajo, si realmente queremos conseguir la igualdad para que todos podamos sentirnos realizados profesionalmente es importante que sepáis:

Cuando una mujer te diga que no reúne los requisitos necesarios para participar en un proceso de promoción profesional convéncela para que curse la solicitud. Las mujeres en general si no reunimos el 100% de los requisitos no lo solicitamos y luego vemos como compañeros con una trayectoria profesional inferior a la nuestra ocupan el puesto lo que nos provoca frustración.

Cuando le ofrezcan un trabajo ayúdala a valorar económicamente cuánto debería percibir por el mismo. Las mujeres nos enamoramos del proyecto y dejamos en un segundo plano la negociación económica, no digamos la negociación del coche o del móvil. Esta actitud tiene consecuencias negativas como la brecha salarial.

Cuando llegue el momento de la maternidad comparte con ella las labores de la casa y los hijos, se corresponsable. La jornada reducida disminuye las posibilidades de promoción y por tanto provoca un quebranto económico personal a la mujer y a la propia familia, que normalmente no se valora. Esta reducción de ingresos va a afectar a lo que en su día perciba en concepto de jubilación.

Como padre enséñale a tu hija que trabajar no es sólo cumplir con tus objetivos, sino también relacionarte con los compañeros, los jefes, los clientes asistir a los networkings. De esto va a depender en gran medida su promoción profesional.

Superar las dificultades nos hace crecer. Optar por lo más fácil no suele ser la mejor decisión, nos hace perder muchas oportunidades incluso renunciar a nuestro propósito. Esta es una gran lección, cuando la mujer tiene que decidir que hacer, cuando llega el momento de la maternidad, lo fácil es tirar la toalla profesional, en un momento en el que se tiene que enfrentar a un gran cambio personal, más responsabilidad y un enorme cansancio, lo más sencillo es dejar de trabajar o acogerse a la reducción de jornada, si está educada en superar las dificultades aceptará el reto.

Compaginar la vida familiar y profesional requiere de un gran esfuerzo que la sociedad no valora. Educar a las personas en que pueden llegar donde se propongan, genera grandes expectativas, que se ven frustradas, si cuando llega el momento se ven obligadas a renunciar a sus sueños.

Estamos llevando a nuestras hijas a los mejores colegios, universidades, aprenden idiomas, pero cómo se sentirán cuando sus compañeros con la misma formación que ellas asciendan mientras ellas se quedan atrás por no renunciar a la maternidad. Enseñarlas a ser proactivas y con mentalidad emprendedora es la clave para que cuando llegue el momento puedan tomar la decisión más favorable sin tener que renunciar a su proyección profesional.

Trabajar nuestros valores nos ayudará a tomar decisiones y formarnos en habilidades blandas nos dará la seguridad que necesitamos para ser unas grandes profesionales.

Liderar nuestra vida personal y profesional es la clave ¿te atreves?

¡Comparte este contenido en redes!

Diploma “Digitalización y Sostenibilidad”
 
Este sitio utiliza cookies de terceros para medir y mejorar su experiencia.
Tu decides si las aceptas o rechazas:
Más información sobre Cookies