Hace casi 20 años en el Amazonas formaba parte de un programa internacional de jóvenes embajadores de la paz y participaba en el Plan Binacional de desarrollo entre Perú y Ecuador. Sobrecogido por aquella experiencia que marcó mi vida, conocí con tan sólo 15 años la dureza de la guerra, la pobreza, la humildad y la generosidad de la gente que menos tiene.
No puedo cambiar el capitalismo, pero puedo usar el capitalismo para cambiar el mundo

En ese preciso instante una sensasión de injusticia me hacía sentir que el mundo estaba mal repartido y movía mis tripas, pero en mi interior brotaba otro sentimiento, uno más fuerte: satisfacción y convinción por poder ayudar de alguna forma a aquella gente. Es entonces cuando entendí que había algo más importante que yo mismo y era precisamente a lo que quería dedicar mi vida. La imprudencia e insensatez de un joven menor de edad me enseñó cómo afrontar desafíos imposibles.

“Hay algo más importante que uno mismo y a eso quiero dedicar mi vida”

Llevo 15 años alineando mi pasión por la transformación con mi talento hacia la creatividad y el emprendimiento, buscando romper paradigmas para generar el mayor impacto en el mundo.

He reinventado con mi equipo cómo entender la economía y los negocios, donde el dinero no es el objetivo, es un medio para transformar, es una herramienta que me permite cambiar realidades. Estoy convencido de que no puedo cambiar el capitalismo, pero puedo usar el capitalismo para cambiar el mundo. Por eso he fundado varias compañías que dan servicios al sector privado reinvirtiendo el 100% de mis beneficios en un grupo de emprendimientos sociales y ambientales que tengo el honor de liderar: SquareVentures.es. con el que hemos lanzado más de 20 proyectos en más de 30 países, desde reforestación en Paraguay, apoyar a mujeres indígenas en México e India con microcréditos, llevar ayuda humanitaria a orfanatos en África o recientemente dar asistencia a los damnificados por los terremotos de Indonesia.

Fundamos Square Ventures para contagiar a otras empresas sobre la necesidad de un cambio en las reglas del juego y los objetivos empresariales, gestionando su responsabilidad social corporativa. Desde Square Green Capital, grupo empresarial que presido, realizamos inversiones para conseguir recursos económicos que ayuden a nuestros proyectos sociales y desde Swing28, agencia de marketing, ayudamos a corporaciones a comunicar y multiplicar su impacto. Somos el cambio que queremos ver en el mundo.

“El dinero no es el objetivo, es un medio para cambiar realidades”

Sin subvenciones, ni mendicidades, ni cortoplacismo. Creamos emprendimientos sociales con modelos de negocios que buscan su sostenibilidad y generar un impacto solidario, ágil y duradero. Dando respuesta a las preguntas que nacen de nuestra sensibilidad: ¿Se puede generar agua del aire? Creamos Bluemont.es, generadores de agua potable atmosférica para situaciones de emergencia. ¿Se pueden crear bosques? Plantamos 8.000 árboles con Plantalo.org. ¿Se puede empoderar a la mujer desde un medio de comunicación? Creamos BikiniBurka.org donde sólo escriben mujeres: 127, con lectoras de 88 países. ¿Un sólo hombre puede ayudar en mitad de un terremoto? Creamos MovingIndonesia dando de comer a 37.500 personas en 96 horas.

Desde Square Ventures desafiamos imposibles de la mano de marcas con sensibilidad e instituciones con visión y nos preguntamos: ¿se puede mejorar el mundo? Se puede y lo estamos haciendo.

Top