El tema de la libertad de prensa no se limita a las economías emergentes. De hecho, la libertad de prensa se encuentra actualmente bajo presión en prácticamente todos los países.
La importancia de proteger la libertad de prensa para garantizar la sostenibilidad de un país

La libertad de prensa es actualmente un derecho crucial, ya que es un indicio de una población informada. Por lo tanto, se ha convertido en un criterio legítimo para evaluar la transparencia y los valores democráticos de un país. Sin embargo, es importante destacar que la prensa también puede ser utilizada por las autoridades como una herramienta para ejercer influencia. El desafío, por lo tanto, es estimar la libertad de acción y el margen de maniobra de la prensa. De hecho, es importante que la prensa pueda garantizar su pluralismo, así como su independencia, la calidad de su marco regulatorio (por ejemplo, la cuestión de la censura) y la seguridad de los periodistas en varios países diferentes. No se trata de evaluar la calidad de la prensa, sino de hacer todo lo posible para defender los derechos fundamentales mencionados anteriormente.

En estos días, temas como la restricción de la libertad de prensa o la violencia grave contra periodistas se asocian principalmente con países no democráticos o países con una democracia cuestionable (como Turquía o Egipto). Ahora, por el contrario, los líderes elegidos democráticamente ya no ven a los medios como un elemento fundamental de la democracia, sino como un adversario que debe ser abiertamente atacado. Por ejemplo, incluso un país como los Estados Unidos pierde rápidamente su credibilidad en términos de libertad de prensa cuando su actual presidente, Donald Trump, describe a los periodistas como "los enemigos del pueblo", tal como lo hizo Joseph Stalin.

Los actos violentos contra periodistas son muy frecuentes, pero a menudo se descuidan o se minimizan. Aquí no solo estamos hablando de violencia física. Por ejemplo, el presidente de Filipinas, Duterte, ha dicho a los periodistas que también pueden ser asesinados. Este es un acto de violencia verbal. Durante una de sus conferencias de prensa más recientes, el presidente de la República Checa, Milos Zeman, llevaba un falso Kalashnikov con la inscripción "para los periodistas". Esto también es sin precedentes. En Eslovaquia, un periodista fue asesinado en su casa en febrero de 2018, cuatro meses después de que un periodista europeo fuera asesinado por un coche bomba en Malta.

Los países escandinavos, encabezados por Noruega y Suecia, ocupan actualmente los primeros puestos en el ranking con respecto a la libertad de prensa. Sin embargo, estos países también están viendo un deterioro de la situación. Por ejemplo, Finlandia ha perdido varios lugares en los Países Bajos cuando se trata de respetar la confidencialidad de las fuentes.

La libertad de prensa sigue siendo un indicador importante de la transparencia y los valores democráticos de un país. Por lo tanto, nos permite emitir una serie de señales de alerta, en particular con respecto al riesgo de propagación a otros canales que aseguren la correcta implementación de los valores democráticos. Por lo tanto, es importante proteger la libertad de prensa hoy, para garantizar un compromiso sostenible en todos los frentes.

¿Te ha gustado el artículo?

0 No me ha gustado 2

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top