Empoderar a las mujeres para proteger sus derechos

Entre los desafíos globales a los que se enfrentan las empresas para erradicar los riesgos de derechos humanos en sus cadenas de suministro se encuentran las desigualdades de género, puesto que, si bien cada país representa una casuística única de razones sociales e históricas para ello, los efectos negativos sobre las mujeres y la sociedad en general son, en gran medida, los mismos.

Un gran porcentaje de mujeres han sido intimidadas o amenazadas con violencia, y en los peores casos violadas o forzadas a cometer un acto sexual. La ausencia de procedimientos de reclamación, o la insuficiencia de los mismos, contribuye a aumentar el miedo que muchos tienen de hablar. Los principios rectores de las Naciones Unidas sobre empresas y derechos humanos recogen las medidas que las organizaciones deberían incorporar en sus prácticas de diligencia debida, incluida la manera de abordar las cuestiones relacionadas con el género.

En esa línea, y desde mediados de 2017, amfori ha abordado temas específicamente relacionados con la igualdad de género y ha estado desarrollando una serie de alianzas que han culminado en el programa de empoderamiento de las mujeres, recientemente lanzado. El objetivo global del programa es crear un entorno de trabajo propicio para las mujeres y los hombres e impulsar mejoras de desempeño social a largo plazo, garantizando que los derechos de la mujer estén protegidos. El programa de empoderamiento de la mujer se alinea con el ODS 5 para "lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y niñas" y el ODS 8 a "promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos".

Esta iniciativa global está compuesta, de hecho, por dos proyectos y una asociación para la investigación, y ofrece la formación a mujeres y la orientación necesarias para avanzar en sus carreras, adaptando las actividades a las necesidades locales y en colaboración con grupos de interés. Así, el nuevo programa se basa en el Código de Conducta de amfori BSCI, y en los principios de no discriminación por motivos de género ni empleo precario que éste contempla, en el contexto de los tres países de mayor abastecimiento de los miembros de amfori, que son China, India y Bangladesh, donde las mujeres suponen entre 70-90% de los trabajadores del sector textil y en los que, a pesar de una mayor presencia, las mujeres están representadas desproporcionadamente en los niveles más bajos de la cadena de suministro y están sujetas a los peores tipos de discriminación y abusos.

En la India, el proyecto se centrará en mejorar la sensibilización de los trabajadores y supervisores sobre los derechos laborales y los mecanismos de reclamación, centrándose en el acoso sexual. El proyecto también prevé actividades de sensibilización general sobre los requisitos que recoge la ley sobre acoso sexual a las mujeres en el lugar de trabajo (2013) y la ley de prestaciones de maternidad (2017). En Bangladesh, amfori se ha asociado con el centro de RSE y el grupo DBL para formar a nivel de gerencia y a las trabajadoras en seis fábricas en Dhaka y Chittagong. El proyecto, bajo la denominación de “Proyecto Shobola”, prevé formar a las trabajadoras, dándoles herramientas para avanzar en sus carreras y sensibilizar a los trabajadores y a la dirección sobre cuestiones relacionadas con el género, el acoso sexual y la discriminación.

En China, y en colaboración con la organización internacional para las Migraciones (OIM), se llevará a cabo un proyecto de investigación con el fin de comprender la situación y las necesidades de las trabajadoras migrantes en las áreas metropolitanas. Las trabajadoras migrantes en China se enfrentan a una serie de vulnerabilidades y desafíos, desde el tráfico humano hasta la explotación laboral y que abarcan  también la limitación o falta de acceso al permiso de paternidad y cuidado de menores, a los servicios médicos y de salud y seguridad laboral, la asistencia jurídica y la conciliación entre la vida laboral y personal.

Este programa está diseñado en beneficio de las mujeres trabajadoras, empresas y grupos de interés. No obstante, el impacto positivo va más allá del lugar de trabajo, puesto que se ha demostrado que las mujeres invierten el 90% de sus ingresos en sus familias y comunidades, lo que afecta exponencialmente el desarrollo.  Además, permitirá a las trabajadoras ganar confianza y nuevas habilidades, y se beneficiarán de mejores condiciones de trabajo y oportunidades profesionales, al mismo tiempo que reforzará la confianza entre las fábricas locales y sus socios comerciales en todo el mundo.

amfori es la organización internacional líder en comercio abierto y sostenible, contamos con alrededor de 2.200 miembros , con una facturación conjunta de más de un billón de euros, entre los que se encuentra un nutrido grupo de empresas del sector de la distribución. En España, amfori cuenta con 45 empresas en el marco de su Red Nacional, un foro de intercambio de buenas prácticas, formación y soporte para implementar programas de sostenibilidad entre sus proveedores y consolidarse como líderes en gestión responsable de la cadena de suministro a nivel nacional y global. Como asociación para el comercio abierto y sostenible, amfori cree en un mundo en el que el comercio aporte beneficios sociales, económicos y medioambientales para todos. Su misión es ayudar a las organizaciones a mejorar la prosperidad humana, usar los recursos naturales de manera responsable e impulsar el comercio abierto a nivel mundial. Es lo que ha llamado “Trade with Purpose” (comercio con causa). Más información sobre amfori y el proyecto de empoderamiento de la mujer en www.amfori.org

¿Te ha gustado el artículo?

1 No me ha gustado 0

Tu opinión es importante... ¡dejanos tus comentarios!

Top